Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España pide ser "estricto" con los mecanismos de liquidez para evitar políticas "inadecuadas"

El Banco de España ha resaltado la necesidad de aplicar de manera "estricta" los elementos explícitos de condicionalidad de los mecanismos de liquidez para no generar incentivos a políticas presupuestarias "inadecuadas".
Así lo señala el supervisor financiero en su último boletín económico, donde repasa las medidas extraordinarias de apoyo a la liquidez que se han desarrollado en España durante la crisis.
De cara al futuro, reconoce que es esperable que las comunidades converjan de forma gradual hacia un sistema en el que vuelvan a adoptar un papel más activo en la captación de fondos en los mercados de capitales.
Por otro lado y dado que los mercados no funcionan siempre de forma eficiente, el banco emisor recuerda que España cuenta además con un conjunto de reglas presupuestarias que establecen límites a la posibilidad de alcanzar desequilibrios fiscales.
En concreto, hay límites al déficit público, una regla de control de gasto y objetivos explícitos sobre el nivel de deuda pública, además de mecanismos detallados de control y seguimiento de las finanzas subcentrales por parte de las Administración Central, y mecanismos preventivos y correctivos.
Estos últimos mecanismos, tal y como detalla el Banco de España, se han visto reforzados por la creación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que tiene como función principal asegurar el cumplimiento del principio de disciplina presupuestaria.
En este sentido, el supervisor considera "importante" aplicar de forma rigurosa los mecanismos de corrección cuando se producen desequilibrios, y cree que podría estudiarse la posibilidad de diseñar fondos de reserva con aportaciones regulares en periodos de bonanza económica.
Además, considera importante que exista una relación estrecha entre las competencias de ingresos y gastos, por lo que podría resultar "adecuado" reforzar la corresponsabilidad fiscal de las comunidades, aunque la cesión de impuestos por sí misma no es suficiente para garantizar la disciplina fiscal.