Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco Mundial pide a China recortar al 7% su objetivo de crecimiento para 2015

China puede recortar su objetivo de crecimiento económico para 2015 a un 7% sin que ello afecte a su mercado laboral, según ha indicado el Banco Mundial, que ha recomendado a Pekín que deje de fijar metas rígidas de expansión.
En la revisión de la economía china que realiza tres veces al año el Banco Mundial, la institución se pronuncia en contra de extender al próximo año su "ambicioso" objetivo de crecimiento del 7,5% para 2014, asegurando que podría distraer al Gobierno de sus planes reformistas.
Tras 30 años de una vertiginosa expansión con dobles dígitos, que permitió sacar a millones de chinos de la pobreza más absoluta, pero también contaminó el aire, la tierra y las aguas del país, China quiere rehacer su economía para generar un crecimiento más lento pero de mayor calidad.
Sin embargo, el proyecto de dejar que las fuerzas del mercado sustituyan a la planificación estatal en el manejo de la segunda mayor economía del mundo exigirá que China conviva con tasas de crecimiento económico y aumentos de ingresos menos extremos, una situación subrayada por el Banco Mundial.
"Nuestro mensaje político es que el foco de atención debería centrarse en las reformas en lugar de cumplir con objetivos de crecimiento específicos", dijo Karlis Smits, economista de la oficina del Banco Mundial en Pekín, a los periodistas en una rueda de prensa.
"Creemos que un objetivo indicativo para 2015 de alrededor del 7% cumpliría (...) la clase de crecimiento indicativo necesario para mantener la estabilidad en el mercado laboral", dijo.
En el tercer trimestre, la economía china creció un 7,3%, su ritmo más lento desde el estallido de la crisis global financiera, lo que ha llevado a los analistas a anticipar que China incumplirá su objetivo oficial de crecimiento por vez primera en 15 años.
El BM y otros analistas esperan que la expansión anual sea de un 7,4%, la más débil en 24 años, a escasa distancia de la meta del 7,5%.