Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco Mundial aprueba un nuevo préstamo de 374 millones para apoyar a los bancos ucranianos

El directorio ejecutivo del Banco Mundial ha aprobado este jueves financiar con 500 millones de dólares (374 millones de euros) adicionales el préstamo concedido a Ucrania para poner en marcha un programa de medidas de reforma del sector bancario del país consideradas de "alta prioridad".
El director del Banco Mundial para Bielorrusia, Moldavia e Ucrania, Qimiao Fan, destacó que el paquete de reformas apoyado por esta operación "ayudará a mejorar el comportamiento del sistema bancaria de Ucrania y su resistencia tanto a riesgos externos como domésticos".
"Estamos ayudando a las autoridades ucranianas a implementar un urgente conjunto de medidas dirigido a devolver al país a una senda de crecimiento sostenible. Mantener un funcionamiento eficaz y estable del sistema bancario es una parte crítica de la agenda de reformas, por lo que Banco Mundial continuará apoyándolo a través de este préstamo y otros instrumentos", añadió.
En particular, la medidas de reforma apoyadas por este préstamo, el primero de una serie de dos, fortalecerán la capacidad financiera, operativa y reguladora del Fondo de Garantía de Depósitos para la resolución de bancos insolventes.
Al mismo tiempo, la operación apoyará los esfuerzos para mejorar la solvencia del sistema bancario a través de una evaluación independiente de los 35 mayores bancos del país. Además, ayudará a las autoridades a fortalecer el marco supervisor para hacerlo "más eficaz, transparente y resistente".
Este préstamo forma parte del paquete de apoyo en respuesta a la crisis anunciado por el Banco Mundial el pasado mes de marzo, mediante el cual la institución prestará a la economía ucraniana hasta 3.500 millones de dólares (2.621 millones de euros) hasta finales de 2014.