Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Noruega baja la tasa de referencia al 0,50% y abre la puerta a introducir tipos negativos

Norges Bank, el banco central de Noruega, ha reaccionado al deterioro de las expectativas globales de crecimiento y a la caída generalizada de los tipos de interés en otros países con una bajada de 25 puntos básicos de su tasa de referencia, que pasará a situarse en el 0,50%, advirtiendo de que puede recortar aún más la tasa si excluir la opción de introducir tipos negativos.
A su vez, el tipo de interés aplicado a la facilidad de préstamo por el banco central noruego se situará en el 1,50%, mientras que la tasa impuesta a las reservas será del -0,50%.
"Las perspectivas de crecimiento para la economía noruega y global se han debilitado y se prevé que la inflación se modere más, por lo que el consejo ha decidido bajar el tipo de referencia", declaró el gobernador del banco central, Oystein Olsen, quien indicó que este empeoramiento de las expectativas apunta a que "el tipo de referencia podría bajar más en el curso del año".
De hecho, el instituto emisor noruego ha reconocido de forma explícita que el Consejo Ejecutivo de Norges Bank "no excluye la posibilidad de que el tipo de referencia pueda ser negativo" en caso de que la economía noruega se vea expuesta a "sacudidas externas".
No obstante, la entidad admite que los tipos de interés cada vez más bajos incrementan las vulnerabilidades del sistema financiero y señala que, a medida que el tipo de referencia se acerca a su límite inferior, aumentan las incertidumbres sobre los efectos de la política monetaria, por lo que es necesario actuar "con mayor precaución" a la hora de establecer los tipos de interés.