Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bancopopular-e pasa a llamarse WiZink para centrarse en tarjetas de crédito y soluciones de ahorro

Bancopopular-e, cuyo capital ostentan Värde Partners (51%) y Banco Popular (49%), pasará a llamarse WiZink, una nueva marca para un nuevo banco que se centrará en el negocio de tarjetas de crédito y en ofrecer soluciones sencillas de ahorro, según ha informado la entidad en un comunicado.
En junio de 2014, Banco Popular alcanzaba un acuerdo con Citibank para la compra de su negocio de banca de consumo en España. En diciembre de ese mismo año, Banco Popular anunciaba la firma de un acuerdo con Värde Partners para la venta de un 51% de su participación en bancopopular-e, que englobaba el negocio de tarjetas de Banco Popular y el adquirido a Citibank España.
Desde este mes de mayo bancopopular-e será ya WiZink Bank. En los últimos meses, la entidad ha desarrollado un "ambicioso" proceso de transformación para ofrecer una nueva propuesta en el sistema financiero español.
WiZink cuenta con una base de más de 2,5 millones de clientes, gestionando 1.800 millones en saldos de clientes de tarjeta y más de 2.300 millones en depósitos. El banco no tendrá sucursales.
"Hemos tenido la oportunidad de potenciar las fortalezas de la entidad y un modelo único y especializado, diferente a la banca tradicional. Con un planteamiento nuevo, este es un modelo de negocio rentable, con productos atractivos y una de las plataformas tecnológicas más avanzadas del mercado", ha explicado el director general de WiZink, Iñaki Perkins, a los empleados de la compañía esta mañana, según ha indicado la compañía.
Perkins ha puesto en valor que Wizink parte de una posición de liderazgo en el segmento de tarjetas de crédito y ha enfatizado en que la prioridad de la entidad pasa por continuar aportando valor a sus clientes, "ayudándolos a gestionar sus necesidades del día a día, con el crédito y el ahorro que pueden necesitar, de forma sencilla, directa, flexible y eficaz".
La nueva entidad cuenta con cerca de 700 empleados. La entidad comercializará la tarjeta de crédito también a través de otros canales complementarios al digital, como el canal telefónico, stands en centros comerciales, estaciones de tren, aeropuertos y 2.000 sucursales de Banco Popular, además de acuerdos con empresas españolas para la emisión de tarjetas con marca compartida.
El pasado mes de abril Bancopopular-e anunciaba la compra de Barclaycard, el negocio de tarjetas de crédito de Barclays en España y Portugal. El negocio adquirido gestiona 1.000 millones en saldos de clientes y tras el cierre la operación, previsto para finales de 2016, se transferirán a WiZink unos 800.000 clientes (300.000 en España y 500.000 en Portugal) y unos 500 empleados.