Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez asegura que la Junta ha devuelto el 70% de fondos para formación transferidos por el Gobierno entre 2012 y 2014

Advierte del "riesgo de involución, que a veces viene revestido con la palabra cambio", y resalta los logros de la reforma laboral
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado que la Junta de Andalucía ha devuelto al Gobierno central el 70 por ciento de los fondos para formación de los trabajadores transferidos por el Gobierno central al Gobierno andaluz entre 2012 y 2014, ya que "no ha sido capaz de invertirlos en las personas ni en la formación para el empleo".
Así, ha precisado que en los años 2012, 2013 y 2014, el Gobierno de España ha transferido a Andalucía para formación de los trabajadores 655 millones de euros "de los cuales la Junta nos ha devuelto 470 millones; sin comentarios".
Báñez, que ha participado en Sevilla en la clausura de la I Asamblea General Ordinaria del Círculo de Empresarios del Sur de España (Cesur), ha recordado que Andalucía "es la comunidad con más paro de Europa y mayor tasa de temporalidad, del 35 por ciento" y se ha preguntado si ello se puede deber a que "es la comunidad con más fracaso escolar de España y donde no se ha utilizado adecuada ni eficazmente las políticas de formación para el empleo en los últimos diez años".
Aunque la ministra ha resaltado algunos logros en Andalucía, considera que "queda camino por recorrer para lograr la convergencia con la media nacional" y a su juicio, esos logros "serán gracias al esfuerzo de todos los andaluces, no por arte de magia ni por ciencia infusa".
Considera que los retos que tiene por delante España en materia laboral los tiene también Andalucía, donde "veníamos de una legislatura en la que el paro se había incrementado en 720.000 personas y se habían destruido casi 500.000 empleos y donde el paro crecía a un ritmo del 7,2 por ciento". Ha resaltado que "hemos recuperado 280.000 de los empleos
destruidos por la crisis en los dos últimos años".
En este sentido, ha recalcado que el objetivo de país debe ser hoy llegar a los 20 millones de personas trabajando en 2020, y crear dos millones de empleos en los próximos cuatro años, 700.000 en Andalucía, para lo cual "hay que seguir avanzando en las reformas".
Asimismo, Báñez ha señalado que entre 2012 y 2015 las administraciones andaluzas han recibido casi 29.000 millones de euros a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y del plan de pago a proveedores; además Andalucía ha recibido 25.561 millones de euros destinados a prestaciones por desempleo y 3.500 millones de euros a políticas activas de empleo y 588 millones al Profea.
Además, resalta que se han invertido en carreteras, alta velocidad, puertos y aeropuertos 11.644,79 millones de euros, lo que la sitúa Andalucía como "la comunidad autónoma en la que más se ha invertido desde 2011".
La ministra ha agradecido al Círculo de Empresarios del Sur de España
(Cesur) su apuesta por el talento como palanca de la transformación de
Andalucía, del mismo modo que "desde el Gobierno creemos que el talento
de nuestro capital humano marcará la diferencia de nuestra competitividad en los próximo años".
En ese sentido, ha asegurado que el futuro de la sociedad española "está abierto y no está escrito", por lo que "está en nuestras manos construir el gran proyecto de España, donde todos cabemos y donde todos podemos llegar tan lejos como queramos".
"De como seamos capaces de abordar los problemas dependerá el futuro y la capacidad de tomar decisiones, y tenemos los mejores años por delante", ha aseverado la ministra, quien resalta que en España "hay potencial, creatividad y ambición, pero hay también incertidumbres y amenazas".
En esa línea, ha advertido del "riesgo de involución, que a veces viene revestido con la palabra cambio", por lo que "conviene, en estos tiempos donde la filosofía se hace en 140 caracteres, apostar más por las ideas que por las palabras".
"De nuestra capacidad dependerá lo que seamos capaces de hacer en el futuro", ha aseverado la ministra, quien ha resaltado la importancia de la confianza, de la solidaridad y de la inteligencia. "Es importante tender puentes y no levantar muros", ha aseverado.
Así, Báñez ha señalado que "la confianza, la madre de todos los intercambios comerciales, es también la madre del empleo, y
la incertidumbre su mayor amenaza".
La ministra considera que "para prosperar de manera equilibrada una
sociedad necesita a la vez solidaridad y ésta también en la política con
mayúsculas nunca es excluyente".
LOGROS DE LA REFORMA LABORAL
La titular de Empleo y Seguridad Social ha explicado en su intervención como la reforma laboral apostó por "la flexibilidad interna y por favorecer una negociación colectiva más dinámica y cercana a la realidad de la empresa". "Hemos hecho la parte que nos tocaba de forma equilibrada", ha añadido.
"Frenar la sangría de desempleados, lograr un crecimiento económico rico en creación de empleo y que ese empleo fuera cada vez de mayor calidad han sido los objetivos de esta reforma", ha recordado
Báñez.
Fátima Báñez hizo especial referencia a los informes de la Comisión
Europea y de otros servicios de estudios, como Fedea, que afirman
respectivamente que "en ausencia de las reformas se habrían perdido otros 400.000 puestos de trabajo y que la reforma laboral es responsable directo de, al menos, un 32 por ciento de la reducción del paro, gracias, entre otras cuestiones, a haber aumentado en un 53 por ciento la probabilidad de salir del paro hacia el empleo indefinido para los desempleados".
Apunta que el informe de la CE "apunta que por primera vez España crea empleo con tasas de crecimiento muy moderadas, del 0,7 o uno por ciento, mientras que antes las reformas tenían que esperar a crecimientos del dos ó 2,5 por ciento para que hubiera nuevos empleos en España".
"Hay que ser audaces y la reforma laboral empieza a dar resultados", ha aseverado la ministra, quien destaca además la calidad en el empleo, de forma que "en crisis anteriores no se creaba empleo desde un primer momento o el empleo creado era temporal, mientras que en la última salida de la crisis, por primera vez el crecimiento económico y el crecimiento del empleo indefinido se ha producido al mismo tiempo y desde un primer momento".
Así, ha asegurado que "tres de cada cuatro personas que trabajan tienen un contrato indefinido, el 75 por ciento, cinco puntos más que al inicio de la crisis económica". Ha añadido que los contratos temporales de menos de un mes "no llegan al uno por ciento".
"Empíricamente hay datos positivos, pero socialmente nos queda todavía mucho camino por delante y mucho trabajo por hacer", ha aseverado la ministra, quien reconoce que "queda mucho por hacer", aunque insiste en que "se empiezan a tener resultados evidentes y positivos, los esfuerzos de la sociedad española han merecido la pena".
MEJORAR LA FORMACIÓN
La ministra asimismo ha recordado que "de cuatro millones de parados en España, dos millones no han terminado la Educación Secundaria Obligatoria", por lo que considera que "si a esas personas no las capacitamos y les damos destrezas rápidamente, no volverán con facilidad al mercado de trabajo".
"Estamos en un mundo global donde el talento es capital para la competitividad de las empresas", ha aseverado la ministra, quien pide la ayuda de los empresarios "para que apuesten por el capital humano con la formación permanente de los trabajadores".
En la clausura de las jornadas intervinieron el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, quien ha valorado el éxito de esta asamblea, el presidente de Konecta, José María Pacheco, el CEO de Grupo Azvi, Manuel Contreras, y el presidente de Cesur, Fernando Seco.