Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter estima que el Brexit podría tener un impacto negativo del 0,26% en el crecimiento español en 2018

Cree que el resultado de las elecciones generales ha alejado la incertidumbre, pero insta a formar Gobierno cuanto antes
El 'Brexit' podría tener un impacto negativo en el crecimiento de la economía española del 0,26% en 2018, equivalente a unos 2.830 millones de euros, año en el que ya se notarían plenamente las consecuencias del abandono de Reino Unido de la Unión Europea.
Ésta es una de las conclusiones que recoge el informe de estrategia y perspectivas para el tercer trimestre del año de Bankinter, que apunta que la economía española seguirá creciendo cerca del doble de la media europea, pese a la ralentización de la actividad, durante los próximos años, siendo la deuda y el paro las principales fuentes de vulnerabilidad.
En este contexto, los expertos auguran que el PIB español crecerá un 2,8% en 2016 y un 2,5% en 2017, teniendo en cuenta el impacto del 'Brexit'. Sin esta variante, el crecimiento del próximo año podría haber sido del 2,6%. Para 2018, auguran que la economía crecerá un 2,4%.
Tras indicar que el 'Brexit' tendrá un impacto severo en la confianza en Reino Unido, moderado en la Eurozona y ligero en el resto de geografías, subrayan que el efecto negativo para España de la salida de Reino Unido de la Unión Europea estará relacionado con las exportaciones y con el turismo.
Reino Unido es el cuarto destino de las exportaciones españolas (7,3% del total) y el sexto país proveedor (4,6%). En 2015, el superávit comercial con Reino Unido supuso 5.467 millones de euros y a cierre de abril de 2016 alcanzaba los 2.909 millones.
"Esperamos que dicho superávit se reduzca en la medida en que las exportaciones al Reino Unido vayan cayendo por la debilidad de la libra esterlina y la ralentización del crecimiento británico, al tiempo que las importaciones repuntarían, fruto del abaratamiento de los precios", adelantan.
Los expertos también prevén que el turismo se resienta, dado que el 25% de los turistas extranjeros que visitan España son británicos, y hacen hincapié en que un descenso del 10% en el número de turistas procedentes de Reino Unido implicaría un impacto negativo en el crecimiento cercano al 0,1%, unos 1.060 millones de euros.
REDUCCIÓN DE LA INCERTIDUMBRE TRAS LAS ELECCIONES
Por otra parte, el informe de Bankinter destaca que el resultado de las elecciones generales del pasado domingo ha ayudado a reducir la incertidumbre, dado que, tras la victoria del PP y la consolidación del PSOE como segunda fuerza política, el escenario rupturista ha quedado "más lejos", según ha explicado Eva del Barrio.
Gracias a ello y al buen inicio del año, los expertos han mantenido las previsiones de crecimiento para el conjunto de 2016 en 2,8%, aunque advierten de que podrían revisarlas al alza o a la baja en las próximas semanas en función de las medidas y objetivos que se plantee el nuevo Gobierno y si, pasado un tiempo, no se ha formado Ejecutivo.
Con esta base, los analistas vaticinan que la actividad se irá ralentizando debido al agotamiento de factores de estímulo externos, entre los que citan el abaratamiento del petróleo, y a la desviación en el déficit público de 2015, "que seguramente suponga un lastre para este ejercicio o al menos dificultará que la política fiscal de este año pueda ser tan expansiva como en 2015".
BUENA EVOLUCIÓN DEL CRÉDITO
El informe de estrategia muestra una buena evolución del crédito y especifica que en el caso de los hogares, las nuevas operaciones de financiación (excluyendo refinanciaciones) están aumentando a tasas del 30% para vivienda y crédito al consumo. "El proceso de desapalancamiento estaría próximo a su fin", añade.
También apuntan que el stock de crédito empresarial comenzará a crecer este año gracias al empuje de las pymes, dado que las grandes empresas cada vez acuden más al mercado de capitales.
Respecto al déficit público, esperan que se vaya reduciendo, aunque avisan de que ven difícil que se alcance el objetivo acordado con Bruselas. "Según nuestras estimaciones, manteniendo el mismo ritmo de incremento en los ingresos, los gastos tendrían que reducirse un 0,5% interanual frente al 1,2% registrado en 2015", explican.
Además, esperan que la deuda pública ronde el 100% del PIB durante los próximos años, pero señalan que cuentan con la "red de seguridad" del Banco Central Europeo, por lo que no esperan una prima de riesgo tan elevada como la vista en 2012.
Como principales vulnerabilidades, los analistas de Bankinter ven la deuda exterior y el desempleo, situando la tasa de paro en el 19,6% en 2016 y en el 17,9% en 2017.
"Las perspectivas para España son realmente benignas teniendo en cuenta el panorama de incertidumbre que vuelve a implantarse en el seno de Europa. Dicho esto, urge la formación de un nuevo Gobierno que ponga fin a la parálisis institucional y reformista", resumen.
POTENCIAL DE REVALORIZACIÓN DEL IBEX
Por otra parte, ven al Ibex 35 en los 8.262 puntos, frente a los 10.380 enteros de valoración promedio anterior, dentro de un escenario de impacto moderado. Esta valoración implica un potencial de revalorización del 6,14% desde los niveles actuales de cotización.
Con estas perspectivas, apuestan por valores como Inditex, Grifols, Enagás, Red Eléctrica, Aena, Merlin o Abertis, compañías con perfiles más alejados de Reino Unido.