Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter destaca que supera el escenario más adverso con el doble del capital mínimo requerido

Es el banco cotizado español con mejor resultado en los test de estrés y uno de los que no precisará de más provisiones con cargo a 2014
Bankinter ha superado con holgura las pruebas de esfuerzo a las que el BCE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA) han sometido a los bancos del continente y que ponen de manifiesto que, incluso en un hipotético escenario macroeconómico muy adverso, contaría al final del periodo con un holgado ratio de capital (CET1) del 10,99%, frente al 5,5% exigido para superar dichas pruebas.
Según destaca la entidad en un comunicado, trata de la mayor nota obtenida entre los bancos cotizados españoles. Este escenario adverso, uno de los más severos utilizados en un ejercicio de estrés, contempla una caída del PIB del 1% en 2015, una tasa de paro del 27,1% en 2016 y una caída del precio de la vivienda superior al 11% en el periodo 2014-2016.
Incluso en ese escenario extremo, altamente improbable, Bankinter contaría, según el análisis, con un exceso de capital de 1.353 millones de euros.
En el caso de que el entorno macroeconómico fuese más favorable, la entidad finalizaría 2016 con un CET1 del 12,85%, 485 puntos básicos por encima del capital mínimo exigido por el BCE para este escenario base. Dentro del periodo de tres años analizado, Bankinter alcanza los niveles más bajos de CET1 en el escenario base del año 2014 y en el escenario adverso del año 2015, con unos niveles del 11,63% y 10,80%, respectivamente.
NO MÁS PROVISIONES EN 2014
Según los resultados del análisis de revisión de activos (AQR), en el que se han revisado durante meses de forma individualizada la cartera de créditos a empresas y promotores, Bankinter no tendrá que realizar nuevas provisiones con cargo a los resultados de 2014, "siendo una de las pocas entidades financieras españolas en esa situación".
Igualmente, la entidad destaca que los resultados de este examen no han obligado a reclasificaciones "significativas" entre carteras morosas y sanas, "lo que pone de manifiesto que las provisiones realizadas por Bankinter en los últimos ejercicios han sido apropiadas y que la información financiera publicada refleja fielmente la realidad patrimonial de la entidad".
El impacto del ejercicio de AQR sobre los niveles de capital del banco ha supuesto únicamente un ajuste de 37 puntos básicos (83 millones de euros) sobre el ratio de capital CET1 con el que Bankinter concluyó 2013. Este ajuste proviene en su totalidad de la aplicación del modelo de provisiones colectivas sobre la cartera sana, siendo este modelo prudencial muy conservador y común para todas las entidades.
Bankinter considera que los resultados de estas pruebas de análisis y esfuerzo implementadas por la ECB y también por la EBA "corroboran que su información financiera pública es fiel reflejo de su situación patrimonial".
"Asimismo, demuestran la alta calidad de los activos de su cartera, el adecuado nivel de sus provisiones, la resistencia de sus resultados a entornos adversos y su elevada solvencia. Todo ello, fruto de una larga trayectoria de buena gestión de los riesgos, acertada estrategia de negocio y, en definitiva, máxima responsabilidad y rigor en la práctica bancaria", concluye.