Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barilla apuesta por España como país prioritario del grupo, donde estima crecer un 50% hasta 2020

El Grupo Barilla, compañía italiana dedicada al mercado de la pasta, prevé crecer un 50% en España hasta finales de 2020, y ha identificado este país como uno de los 10 prioritarios para el desarrollo del negocio de la firma en Europa, según ha informado la empresa en un comunicado.
Barilla España, que se creó en 2010 y cuenta con un equipo de 11 personas, comercializa pasta y salsas de Barilla en canales de venta y 'foodservice', así como las marcas Wasa y Pavesi.
En 2015, Barilla vendió alrededor de 8.000 toneladas de productos en España, lo que supuso un crecimiento del 10% respecto a 2014 y la confirmación de la tendencia ascendente de los últimos ejercicios.
La compañía ha explicado que la prioridad clave de Barilla España es valorizar la categoría de pasta en España, desarrollando la experiencia de la pasta italiana hasta alcanzar un nivel similar a otros países europeos, donde este producto tiene una mayor acogida.
El objetivo de la firma italiana es que los consumidores españoles descubran la calidad y el sabor de la pasta y de las salsas, para lo que tiene previsto realizar inversiones importantes para incrementar la notoriedad de la marca en España.
Además, la estrategia incluye colaborar con los canales de venta en España para continuar desarrollando la categoría de pasta y salsas, que ya ha conseguido un crecimiento del 10% en pasta en el sector 'retail' en 2015.
El sector de la pasta en España es un mercado maduro (176.000 toneladas en 2015), con una alta penetración (97%) y un crecimiento del 2% (tasa de crecimiento anual compuesto 2015/2011). El mercado está dominado por las marcas blancas, que tienen un volumen de ventas del 70%, y la marca española Gallo (22%).
Por su parte, el segmento italiano todavía tiene una presencia limitada en el mercado con un volumen de ventas del 3%, por lo que Barilla considera que hay una clara oportunidad de aumentar el valor de este segmento y desarrollar la experiencia de la pasta italiana en España.
Respecto al mercado de las salsas, en España es aún pequeño (4.000 toneladas) con una baja penetración (20%) y una gran oportunidad de crecimiento dado el fuerte desarrollo que ha experimentado en los últimos años.
El Grupo Barilla cerró 2014 con una facturación de 3.254 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 427 millones de euros. La compañía está presente en más de 100 países a nivel mundial con 29 plantas de producción y una plantilla superior a los 8.000 empleados.