Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso considera que se ha logrado evitar el desplome financiero en la UE

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, declaró hoy en Praga que la Unión Europea (UE) ha logrado evitar el desplome de su sistema financiero gracias a las ayudas masivas, orientadas al crecimiento y el empleo.
"En seis meses Europa ha prevenido la destrucción del sistema financiero, con el 3,3 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto (PIB) inyectado en el sistema económico, lo que es equivalente a más de 400.000 millones de euros", destacó Barroso.
Ese importe supone "un apoyo masivo para el crecimiento y al empleo", añadió el político comunitario durante su intervención en la Cumbre europea de Regiones y Ciudades que se celebra en la capital checa.
No obstante, Barroso concedió que aún "hay que limpiar los bancos, para que empiece a fluir el crédito, pero es importante que haya proyectos en la economía real".
Entre dichos proyectos destacó los relacionados con el ahorro de energía y la lucha contra el cambio climático.
Asimismo recordó que persisten las incertidumbres acerca de la inestabilidad financiera, si bien se mostró optimista sobre el riesgo de insolvencia de los bancos europeos.
"Estamos siguiendo todas las situaciones con gran precaución, pero creo que podemos tener una palabra de confianza", dijo.
Barroso subrayó que la UE defenderá a nivel mundial la importancia de que no haya ningún producto financiero, operador financiero o jurisdicción financiera que "se mantenga sin la adecuada supervisión o regulación".
"No tiene sentido que haya una poder subterráneo en un sistema financiero global", señaló.
"Éste es el mensaje que llevaremos a la cumbre" del G-20 de Londres, añadió.
Recordó que la Comisión prepara un nuevo manual de instrucciones sobre activos tóxicos o estropeados, y que "es importante que esas acciones se tomen lo antes posible sin dañar al vecino".
"Se trata de aumentar la confianza y restaurar la estabilidad financiera como condiciones para la recuperación, pero para restableciendo el flujo del crédito es necesario sanear el sistema financiero", apuntó el jefe del ejecutivo comunitario.
También defendió la principal conclusión del Consejo comunitario informal, celebrado en Bruselas el domingo, que apeló "a actuar en concierto a la hora de implementar el plan de recuperación".