Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boeing gana 1.895 millones hasta septiembre, un 22% más

El constructor aeronáutico estadounidense Boeing registró en los nueve primeros meses del año unos beneficios de 2.625 millones de dólares (1.897 millones de euros) lo que representa una mejora del 22% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según informó en un comunicado.
La cifra de negocio alcanzó los 49.180 millones de dólares (35.560 millones de euros) lo que supone una mejora del 3% con respecto a los nueve primeros meses de 2010, cuando facturó 47.756 millones de dólares (34.515 millones de euros).
En el tercer trimestre, el fabricante de aviones ganó 1.098 millones de dólares (794 millones de euros), un 31% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que ingresó 17.727 millones de dólares (12.803 millones de euros), un 4% más.
"El buen comportamiento operativo llevó a márgenes por encima del 10% en las dos actividades principales, dando como resultado un trimestre excelente," señaló al respecto el presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney.
McNerney destacó como hitos del periodo el desarrollo y la certificación del 787-8 Dreamliner y del 747-8 Carguero, junto con el lanzamiento del nuevo 737 MAX. "Seguimos aumentando paulatinamente el ritmo de producción de nuestros aviones comerciales", subrayó.
La división de aviones comerciales registró en el tercer trimestre unos ingresos de 9.500 millones de dólares (6.870 millones de euros), lo que representa una mejora del 9% gracias a un gran número de entregas.
Se registraron 255 nuevos pedidos netos en el tercer trimestre, y un total de 426 en los nueve primeros meses de 2011. La cartera de pedidos llegó de 3.500 aviones por un valor de 273.000 millones de dólares (197.365 millones de euros).
Boeing recuerda que durante el trimestre, se completaron las pruebas de vuelo de los modelos 787-8 y 747-8, obteniéndose la certificación de las autoridades estadounidenses de aviación civil (FAA).
En septiembre, el primer 787 Dreamliner se entregó a ANA, su cliente de lanzamiento, y en octubre se entregó el primer avión 747-8 Carguero a Cargolux.
Al final del trimestre, se habían registrado 821 ventas en firme del 787, además de unas 200 opciones. Asimismo, la compañía lanzó el 737 MAX, una versión del 737 remotorizada. En el momento del lanzamiento, la compañía ya contaba con casi 500 compromisos de pedido.
La división de Defesa y Seguridad ingresó 8.200 millones de dólares (5.928 millones de euros) en ingresos en el tercer trimestre, con un margen operativo del 10%.
Concretamente, el negocio de aviación militar, Boeing Military Aircraft (BMA), aumentó sus ingresos hasta los 4.000 millones de dólares (2.891 millones de euros) en el tercer trimestre por el aumento de las entregas de sistemas de alerta temprana y control aerotransportados, y por el mix del C-17.
MEJORA PREVISIONES.
A la vista de los buenos resultados del trimestre, Boeing ha elevado su previsión de beneficio para el ejercicio completo hasta el rango de 4,30-4,40 dólares por acción (desde 3,90-4,40 dólares por acción). La previsión de ingresos totales para 2011 se ha ajustado hasta una horquilla entre 68.000 y 70.000 millones de dólares (49.154 y 50.596 millones de euros)
La división de aviación comercial prevé entregar aproximadamente 480 aviones (antes 485-495) por la reducción de la previsión de entregas en los programas en desarrollo (15-20 en total en los programas 787 y 747-8, comparada con la previsión anterior de 25-30 unidades). Se prevé que aproximadamente dos tercios de las entregas de programas en desarrollo sean del modelo 747-8.