Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonet advierte de que la falta de estabilidad política "puede frenar la recuperación"

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha reclamado estabilidad política y social, puesto que la ausencia de estos elementos "puede frenar la recuperación en la que está el país en este momento".
Junto a esto, ha afirmado este miércoles que la crisis ha enseñado a las pymes que la internacionalización es necesaria y que el objetivo de España tiene que seguir siendo salir al exterior, que ofrece oportunidades "importantes" al país.
Durante su intervención en las jornadas Strategy Spain, Bonet ha señalado también que existe una plataforma de internacionalización española que puede ayudar a las empresas a superar la crisis.
Además, ha apuntado que la globalización es el "marco" real al que se enfrentan las empresas y que "cualquier empresa que quiera tener una trayectoria hoy tiene que tenerla como punto de partida". En este contexto, ha destacado que las pymes, como la mayor parte del tejido productivo del país, han aprendido con la crisis que la internacionalización es necesaria.
Por ello, Bonet ha apuntado que España tiene que centrarse en tener una buena estabilidad política y social, puesto que si no se tiene "puede frenar la recuperación en la que está el país en este momento".
También ha destacado la importancia de apoyar la salida al exterior de las pymes que tienen pocos recursos y de que la sociedad entienda que las empresas "son la clave del bienestar de los españoles".
Para Bonet, hay que tener talento trabajo y tenacidad, ya que con esto "se va donde sea". Asimismo, ha afirmado que hay que ir montando redes comerciales, "uno de los sectores donde tenemos ventajas es el agroalimentario, hay que ganar exportando marcas, no exportando graneles".
Por su parte, el alto comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, ha afirmado que la globalización "es una realidad, vivimos en ella y dependemos de lo que pasa e influimos en lo que pasa también". De hecho, ha recalcado que la crisis no ha sido "más grave" por la aportación del sector exterior, "si no hubiese sido por el sector exterior hubiesen cerrado muchísimas fábricas".
"Las empresas han dado un ejemplo extraordinario de la capacidad de adaptación", ha añadido Espinosa de los Monteros. Además, ha apuntado que la internacionalización se está convirtiendo en algo estructural y no coyuntural y que se ha pasado a 150.000 empresas que exportan y se ha aumentado el número de empresas que exportan regularmente, es "una señal muy ilustrativa".
El presidente de Accenture España, José Luis Moreno, ha señalado que España es uno de los países que más ha aumentado sus exportaciones en un entorno de comercio mundial reduciendose. "Internacionalizar no es sólo exportar, es también abrir las puertas de la economía española a las multinacionales que operan y exportan desde aquí", ha añadido.
Además, ha apuntado que a las empresas españolas les falta tamaño. "España tiene pocas empresas grandes y la internacionalización y exportación no está tan bien distribuida como parece, hay un camino muy grande por recorrer", según el punto de vista de Moreno.
En la inauguración del acto, el consejero delegado de OHL y vicepresidente del Círculo de Empresarios, Josep Piqué, ha afirmado que la globalización "no es una opción política, es un dato de la realidad que ha venido para quedarse" y que la revolución digital nos obliga a innovar en productos y comprender la nueva realidad de los mercados, que se basa en la soberanía del consumidor.
Además, Piqué ha señalado el comportamiento absolutamente volátil de los mercados de todo el mundo. "Todo nos afecta estamos viendo los enormes desequilibrios que genera la evolución de los precios de los hidrocarburos", ha añadido Piqué, que ha apuntado que no se ha encontrado todavía precios de equilibrio para las materias puras, lo que puede ser "bueno" para determinados países a corto plazo, pero "malo" a medio plazo.