Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonet pide a los partidos "acuerdos y pactos" para no perjudicar la recuperación

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha pedido este miércoles a los partidos políticos "acuerdos y pactos" en beneficio de los españoles y "no perjudicar" la recuperación económica, porque en la próxima década España puede llegar a ganar la 'Champions'.
Así lo ha señalado Bonet durante su intervención en la 'Convención sobre el Pacto por el Crecimiento y el Empleo', organizada por el PP en Madrid, en la que ha insistido en que son "tiempos de acuerdos y de pactos, y de ir hacia adelante" para no dañar una recuperación que "ya está aquí", y tiene "inercia" y "expectativas" desde una perspectiva exterior.
"Si en los próximos 10 años esto funciona, no solamente jugamos la 'Champions' sino que podemos hasta ganarla", ha apostillado tras insistir en la necesidad de que los partidos dialoguen y lleguen a formar acuerdos.
Bonet ha indicado que España es "un país especialista en meterse en charcos y luego en salir de ellos", y lo que ha sucedido en los últimos años es que se ha metido "en una crisis muy importante", con "caída y recaída", que llevó a un "destrozo" del tejido productivo y a un paro "inabordable".
Sin embargo, ha subrayado que España ha podido salir de ese "charco" en parte por que el Gobierno ha hecho los "deberes" al acometer reformas "transcendentales", y en gran medida por su pertenencia a la UE.
A esto se suma que "cuando el pueblo español se ha visto mal, ha decidido salir, indignado, pero poniendo el sacrificio necesario".
Asimismo, Bonet ha incidido en la importancia de la internacionalización y la competitividad para potenciar la recuperación, y ha destacado que España tiene una plataforma de internacionalización "sólida", al contar con 500 empresas multinacionales de liderazgo en el mundo, con una "posición de privilegio y que siguen avanzado".
Junto a éstas, ha apuntado que hay entre 5.000 y 10.000 empresas españolas con "alto potencial" que exportan ya entre un 25% y un 50% de su negocio, a lo que se añaden el resto de pymes, que conforman la mayor parte del tejido productivo español, y que han cambiado ya su mentalidad respecto a la importancia de la internacionalización.
Por ello, considera que España tiene una "gran oportunidad" si esa mayor parte del tejido productivo, las pymes, sale fuera en los próximos años, por lo que ha reclamado mayores esfuerzos para potenciar la competitividad, a través de la concienciación, la formación y el progreso tecnológico.
BBVA PIDE MEJORAR LA CALIDAD INSTITUCIONAL.
Por su parte, el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Domenech, ha reclamado una mejora de la calidad institucional porque podría suponer hasta un crecimiento de medio punto de la economía española, y porque en las instituciones más "inclusivas" y menos "extractivas" se generan "más incentivos, las empresas innovan y mejora la productividad".
En este sentido, ha valorado que España está "bastante bien" en términos del indicador sintético de calidad, si bien todavía tiene un 22% de países que están por encima en parámetros como el Estado de Derecho, el imperio de la ley o la calidad regulatoria.
Domenech ha explicado que este camino de la calidad institucional hace que la sociedad entienda "que las rentas dependen del esfuerzo", y ha insistido en que en España hay un "amplio margen de mejora" en el campo del capital humano, a pesar de que en los últimos 50 años se ha reducido la distancia respecto a las ocho economías europeas más destacadas y Estados Unidos.
Además, a pesar de las "mejoras" de los últimos años en materia de educación, Domenech ha advertido de que España es el país con mayor tasa de abandono escolar temprano entre los 28 de la UE, cuya media se sitúa en el 8,7%.
En el ámbito laboral, ha propuesto medidas para contribuir al crecimiento del empleo, como la modernización de la contratación, introducir mejoras en la negociación colectiva, la mejora del funcionamiento de las políticas activas y la coordinación con las comunidades autónomas, la formación y la mejora de la eficiencia de las políticas pasivas.