Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonistas de Pescanova se dejan "vía libre" para ejercer acciones legales individuales contra los ex directivos

Los titulares de bonos convertibles emitidos por Pescanova (por valor de 369 millones de euros) han acordado este martes, tras reunirse en tres asambleas celebradas en la ciudad de Pontevedra, que no ejercerán acciones legales contra los ex directivos de Pescanova de forma conjunta, sino que se dejan "vía libre" para ejercer esas posibles acciones de forma individual.
Así lo han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de los acuerdos adoptados en las asambleas, que han precisado que esa decisión se debe a que "es menos operativo y práctico" tratar de emprender acciones conjuntas de reclamación en defensa de sus intereses, que hacerlo "cada bonista por su cuenta, o en pequeños grupos".
Un hotel de Pontevedra ha acogido este martes las tres asambleas (una por cada emisión de bonos), la primera celebrada a las 9.00 horas con un quorum del 38 por ciento; la segunda a las 12.00 horas, con un quorum del 36,7 por ciento; y la tercera, a las 15.00 horas, con un quorum del 62,6 por ciento. La mayor parte de los asistentes han sido representantes legales y abogados de los titulares de bonos, tanto españoles como extranjeros.
En las asambleas, en las que los bonistas han aceptado que ser calificados como acreedores ordinarios, han estado presentes representantes de Deloitte, administrador concursal de Pescanova, que les han informado de la situación actual de la empresa y de los detalles del proceso concursal.
A las reuniones de este martes, estaban convocados los titulares de bonos de tres emisiones realizadas por la compañía gallega en los últimos tres años, que suman un total de 450 millones de euros. En concreto, se trata de una emisión de bonos convertibles lanzada en 2010 por importe de 110 millones de euros, a un tipo del 6,75% y con vencimiento a 2015, de la lanzada en 2011 por 180 millones, al 5,125% y con plazo de amortización en 2017, y de la suscrita en 2012 por 160 millones a un tipo del 8,75% y con vencimiento en 2019 (éstas dos últimas, cuando la empresa ya estaba en situación de insolvencia).