Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botín cree que con la regulación y la confianza del cliente la banca será más atractiva que las fintech

González (BBVA) advierte del peligro de entidades como Facebook, Apple o Google
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha señalado este martes que si la banca aplica la regulación y obtiene la confianza del cliente, se convertirá en una alternativa "más atractiva" que las fintech, compañías tecnológicas no reguladas que intentan competir con las entidades tradicionales.
Durante su intervención en el Encuentro de primavera celebrado por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF por sus siglas en inglés), Botín ha explicado que en los últimos años los bancos han cambiado tanto en estructura de capital como su negocio. "Ahora somos más flexibles para escuchar a nuestros clientes y darles los servicios que requieren", ha dicho.
En este sentido, ha precisado que la entidad ha mejorado su tecnología "de manera tremenda", de modo que puede desarrollar productos y ofrecer los de terceros, incluso utilizar las plataformas de otros.
Por ello, entiende que si la banca lo hace bien, cumple con los supervisores y gana la confianza de los clientes, conseguirá llegar a la "masa crítica", que, a su juicio, es lo que buscan los nuevos competidores.
"Si combinamos a flexibilidad, con la capacidad de cumplir las normas y la confianza de los clientes, generaremos más capital y seremos más atractivos que las fintech", ha afirmado.
EL PELIGRO DE FACEBOOK Y APPLE
Por su parte, el presidente de BBVA, Francisco González, ha advertido de que las entidades deben tener "cuidado" con operadores como Facebook, Apple o Google, ya que gestionan una "grandísima" cantidad de información y, desde su punto de vista, "los que mejor gestionen la información serán los que tengan éxito". Por ello confía en la regulación, para evitar monopolios en este ámbito.
González ha indicado que BBVA lleva nueve años trabajando en su digitalización, un "largo viaje" al que ha dedicado muchos recursos, tiempo y dinero, según ha manifestado.
Pero el banco ya está viendo los resultados y ha averiguado que los clientes que trabajan con los canales virtuales están cuatro veces más satisfechos que los que acuden a las sucursales y operan con la entidad 15 veces más. "El coste es marginal, lo cual es clave. Sabemos que la reacción es positiva", ha subrayado.
El presidente de BBVA ha señalado que aún quedan muchos retos en el horizonte, pero ha mencionado que entre las primeras cosas que debería hacer la banca se encuentra el llevar todo "a la nube" y trabajar con plataformas como servicers.
CREDIT SUISSE ALERTA DEL IMPACTO DE LA DIGITALIZACIÓN
Estas opiniones han sido compartidas por el presidente del consejo de administración de Credit Suisse, Urs Rohner, quien ha destacado que los bancos han subestimado el impacto de la digitalización durante mucho tiempo y ha mantenido que éste ha sido "mayor" de lo que se pensó en un primer momento.
"La irrupción de la digitalización tiene un efecto deflacionista inherente. Esto nos debería hacer pensar, porque hemos visto el mercado inundado por estímulos monetarios", ha opinado.
Rohner ha hecho hincapié en que la banca tiene que plantearse qué es lo que querrán sus clientes en el futuro y ha asegurado que la solución quizá pase por alianzas con empresas fintech, joint ventures o incluso compras. Cree que la digitalización estará tan implantada que los clientes dejarán de ir a las sucursales, salvo cuando necesiten retirar dinero en efectivo.