Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil no tuvo inflación en junio

El resultado no era tan favorable desde junio de 2006, cuando Brasil registró una deflación del 0,21%. EFE/Archivotelecinco.es
El índice oficial de precios en Brasil no tuvo variación en junio, con lo que el país consiguió la menor inflación para un mes en los últimos cuatro años, informó hoy el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).
La inflación del 0% en junio contrastó con el 0,36% medido en el mismo mes del año pasado y con el 0,43% de mayo de este año, según el organismo oficial.
El resultado no era tan favorable desde junio de 2006, cuando Brasil registró una deflación del 0,21%.
La estabilidad de los precios en junio permitió que la inflación acumulada en los primeros seis meses del año permaneciera en el 3,09%, aún por encima del 2,57% medido en el primer semestre del año pasado.
La inflación interanual fue del 4,84%, prácticamente igual al 4,80% medido entre julio de 2008 y junio de 2009.
Las cifras son compatibles con la meta que el Gobierno se impuso de cerrar el año con una inflación del 4,50%, aunque ese objetivo admite un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.
En mayo, cuando el índice interanual era del 5,22%, el propio Banco Central admitió que sería difícil terminar 2010 con la inflación en el centro de la meta.
Brasil registró en 2009 una inflación del 4,31%, cifra ligeramente inferior a la meta del 4,5%.
Pese al resultado favorable de junio, los precios tuvieron en los primeros cinco meses de este año una elevación superior a la del año pasado.
Los precios venían presionados por el crecimiento de la demanda interna, con el consumo de las familias aumentando a tasas del 9,0% trimestral, y el agotamiento de la capacidad instalada de la industria para atender esa demanda.
El temor a que una fuerte subida de la inflación pudiese comprometer la meta inflacionaria llevó al Banco Central a elevar la tasa básica de interés en 1,5 puntos porcentuales en los últimos dos meses, hasta el 10,25% anual.
Según el IBGE, la bajada de la inflación en junio fue causada principalmente por la caída del 0,90% de los precios de los alimentos.
El precio de los productos no alimenticios, por su parte, subió un 0,27% en junio.
El índice oficial de inflación en Brasil calcula la variación de los precios en las once mayores ciudades del país para las familias que ganan hasta unos 11.525 dólares mensuales.