Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba formalmente los 'bancos malos' de Italia y Hungría

La Comisión Europea ha aprobado este miércoles los planes de Hungría e Italia para que sus bancos transfieran sus préstamos dudosos desde sus balances de otras entidades al determinar que ambos sistemas cumplen con los requisitos comunitarios sobre ayudas de Estado, según ha explicado en un comunicado.
De esta forma, el Ejecutivo comunitario confirma el acuerdo alcanzado con Roma a finales de enero, por el cual dio luz verde a un nuevo esquema que apoyará a las entidades a titulizar y trasladar estos activos tóxicos de sus balances a entidades externas e individuales. Los tramos senior de estas carteras contarán con un aval del Estado, por el que los bancos italianos deberán pagar a precio de mercado, de forma que no se considerará una ayuda ilegal de Estado.
En el mismo sentido, Bruselas considera que el sistema húngaro también cumple con las condiciones exigidas en la normativa europea. En concreto, los bancos del país pueden vender préstamos dudosos respaldados por promotores inmobiliarios a precios de mercado a la compañía de gestión de activos húngara MARK, mientras que ésta aplicará un método específico de evaluación para determinar el valor de estos activos.
La legislación comunitaria establece que si un Estado miembro interviene de la misma manera en la que lo haría un inversor privado y es remunerado por el riesgo asumido al mismo nivel que aceptaría este inversor privado, las intervención pública no constituye una ayuda ilegal de Estado.
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha señalado que ambas decisiones "muestran que las normas de la UE ofrecen a los Estados miembro diferentes herramientas para iniciar rápido la limpieza de los balances de los bancos, con o sin el uso de ayudas de Estado. "El papel de la Comisión simplemente es asegurar que la elección del Gobierno nacional no crea una carga indebidamente la compra pública o distorsiona la igualdad de condiciones", ha añadido.
Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, ha destacado que los altos niveles de créditos dudosos de algunos países de la UE "están influyendo en los balances de los bancos y perjudicando su habilidad para conceder créditos a hogares y negocios".
"Las medidas planeadas por las autoridades húngaras e italianas y aprobadas por la Comisión muestran que los Estados miembro están poniendo más atención sobre esta cuestión y demuestran la posibilidad de diseñar soluciones que no se basan en una ayuda de Estado", ha manifestado.