Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas defiende que ayudas para frutas y hortalizas tienen salvaguardas para evitar que un sector las agote

La Comisión Europea ha defendido este viernes ante los Veintiocho que el paquete de ayudas de 125 millones de euros anunciado el pasado 18 de agosto para compensar el veto ruso para determinadas frutas y hortalizas del sector europeo ya contempla "algunas salvaguardias" para evitar que un sector las agote rápidamente en la reunión del Comité de Gestión de la UE, celebrado este viernes a nivel de expertos para discutir la situación de los mercados.
La mayor parte de los Estados miembros ha respaldado "la respuesta rápida" de la Comisión Europea para apoyar al sector de las frutas y hortalizas pero ha reclamado acuerdos administrativos para que garanticen que estas medidas de apoyo "tendrán un impacto rápido y eficaz", según ha informado el portavoz de Agricultura de la Comisión, Roger Waite, al término de la reunión en un comunicado.
"La Comisión ha insistido en la necesidad de mantener las medidas simples y ha subrayado que el texto ya prevé algunas salvaguardas para evitar que todos los fondos sean utilizados por una respuesta rápida de un sector u otro", ha precisado en la nota.
El Ejecutivo comunitario anunció el pasado 18 de agosto un paquete de ayuda de 125 millones de euros para financiar la retirada de producción de determinadas frutas y hortalizas afectadas por el veto ruso, que se aprobará formalmente la semana que viene. En concreto, la ayuda beneficiará a tomates, zanahorias, repollo blanco, pimientos, coliflor, pepinos y pepinillos, setas, así como manzanas, peras, frutas rojas como las fresas, frambuesa y frutas del bosque, uvas de mesa y kiwis.
La Comisión Europea también ha confirmado a los expertos de los Veintiocho este viernes que en el caso del paquete de 32,7 millones de euros de ayudas para el sector de la nectarina y el melocotón previamente anunciado el 11 de agosto se destinará "principalmente" a financiar la retirada de producción para uso gratuito en escuelas, hospitales y bancos de alimentos, pero también cubrirá la retirada de producción para uso no alimentario o compost.
El Ejecutivo comunitario prevé destinar 29,7 millones de euros para la retirada de producción del mercado y otros tres millones de euros de ayuda a la promoción. España recibirá un máximo para promoción de 1,13 millones de euros de ayudas comunitarias y será el segundo país más beneficiado del presupuesto reservado para promoción, solo por detrás de Italia, que recibirá un máximo de casi 1,29 millones.
SECTOR LÁCTEO Y CARNE
Los Veintiocho también han discutido este viernes a nivel de expertos la situación de "otros sectores donde el mercado está comenzando a sentir el impacto" del veto ruso, según ha explicado el Ejecutivo comunitario en la nota.
"La Comisión ha confirmado que está analizando los últimos datos y que no dudará en tomar cualquier medida de apoyo al mercado de emergencia si es necesario, especialmente para algunos productos lácteos, donde el impacto de la prohibición rusa parece obvia", ha admitido el portavoz comunitario de Agricultura, que ha avanzado que la reunión del Comité de Gestión de la UE prevista el próximo jueves se centrará en la situación del mercado para los productos lácteos y de carne.
A priori el Ejecutivo comunitario descarta que sean necesarias medidas de apoyo para la carne de porcino europea, que fue vetada con anterioridad por Rusia a principios de año, porque "en términos generales" parte de la producción europea ha sido absorbida por los mercados en Asia y la caída del pienso ha tenido un impacto mitigante, según fuentes comunitarias.
Finlandia y Lituania son dos de los países más afectados por el veto a los productos lácteos, pero todavía hay que calcular el impacto de la relajación del veto ruso para la leche sin lactosa.
La Comisión Europea ha cifrado en 5.252 millones de euros el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados como las frutas y hortalizas, el pescado, la carne y la leche y los productos lácteos.
España perderá unos 338 millones de euros por el veto de Rusia y se sitúa como el sexto país de la UE más afectado por las sanciones, sólo por detrás de Lituania (927 millones), Polonia (841 millones), Alemania (595 millones), Países Bajos (528 millones) y Dinamarca (377 millones), según datos del Ejecutivo comunitario.
La Comisión Europea insiste en que "es demasiado prematuro" anticipar las pérdidas reales para el sector europeo por el cierre del mercado ruso e insiste en que la primera medida debe centrarse en buscar mercados alternativos para la producción europea.
Los ministros de Agricultura de la UE se reunirán de forma extraordinaria el próximo 5 de septiembre en Bruselas para discutir el impacto del veto ruso y posibles "opciones" de apoyo, que desde el Ejecutivo comunitario insisten en que deben centrarse "en promoción".