Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas propone un presupuesto un 6,25% menor en 2017, centrado en la recuperación y los refugiados

La Comisión Europea ha propuesto este jueves un presupuesto para la Unión Europea en 2017 de 134.900 millones de euros en pagos, un 6,25% menos que el presupuesto para este año, a la vez que ha fijado como prioridades el apoyo a la recuperación de la economía comunitaria y la seguridad y la crisis de refugiados.
El Ejecutivo comunitario ha apuntado que espera recibir menos facturas procedentes de programas como los fondos de cohesión, lo que explica el menor presupuesto para el próximo año comparado con el de este año, que asciende a 143.900 millones de euros en pagos.
La propuesta de Bruselas, no obstante, debe ser debatida y pactada por la Eurocámara y los Veintiocho antes de ser aprobada formalmente.
Según el borrador de presupuesto presentado por la Comisión Europea, el montante dedicado a apoyar el crecimiento supone la mitad del total, con 74.600 millones de euros. Dentro de este apartado, el Ejecutivo comunitario propone destinar 21.100 millones al crecimiento, el empleo y la competitividad, 2.660 millones al Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFIS), la herramienta principal del denominado 'plan Juncker'.
Sin embargo, la partida más importante dentro de este apartado sería la destinada a inversiones productivas y reformas estructurales para impulsar la convergencia entre los Estados miembros y las regiones, con 53.570 millones.
Asimismo, la Comisión Europea propone destinar un total de 42.900 millones de euros para apoyar a los ganaderos europeos.
Por otro lado, el borrador propone 5.200 millones para reforzar el control de las fronteras exteriores de la UE y para abordar la crisis de refugiados y la migración irregular. Así, incluye 3.000 millones para financiar acciones como el establecimiento del cuerpo europeo de fronteras y la agencia europea para el asilo.
También recoge 200 millones para poner en marcha el nuevo instrumento de asistencia humanitaria, así como 2.200 para financiar iniciativas fuera del territorio comunitario, dentro de los cuales se incluyen 750 millones para el apoyo a refugiados en Turquía y las cantidades comprometidas para Líbano y Jordania en la Conferencia de Londres de Naciones Unidas.
En materia de seguridad, el Ejecutivo comunitario propone dedicar 111,7 millones de euros para apoyar a Europol y 61,8 para fortalecer la seguridad en las instituciones europeas, junto con otros 16 millones para otras medidas de seguridad en 2016.