Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pregunta si proyectos valencianos cofinanciados con fondos europeos están afectados por casos de corrupción

La Comisión Europea ha pedido, a través de una carta dirigida al Ministerio de Hacienda, que averigüe si hay proyectos en la Comunitat Valenciana que hayan sido cofinanciados con fondos europeos y estén afectados por casos de presunta corrupción, y remita esta información en el plazo de un mes.
Firmada por la directora general de Política Regional y Urbana, Charlina Vitcheva, la misiva va dirigida al director general de Fondos Europeos del Ministerio, José María Piñero, y en ella las autoridades europeas manifiestan estar "muy preocupadas" por la información aparecida en prensa "que podría afectar al uso de fondos europeos en la Comunidad Valenciana" con el "supuesto cobro de una comisión del 3% cargada a empresas que se beneficiaron de contratos públicos adjudicados por los diferentes niveles de la administración pública valenciana".
Aunque señala que se trata de casos que están siendo investigados por las autoridades españolas, apunta que por el momento "el alcance del fraude no está lo suficientemente claro y en qué medida los fondos europeos se podrían ver afectados".
Por ello, y "dada la importancia de los hechos bajo investigación" invita a Piñero a que "averigüe si hay proyectos cofinanciados por fondos europeos que se ven afectados por estas investigaciones" y proporcione en el plazo de un mes "toda la información pertinente, incluida una lista de los organismos intermedios bajo investigación y una lista de proyectos cofinanciados por el Feder, si fuera el caso".
Pide, además, para cada proyecto un informe sobre el importe total y el importe total certificado del mismo. "Es de suma importancia que en casos de uso fraudulento de fondos europeos la autoridad de gestión tome las medidas adecuadas de conformidad con las normas de buena gestión financiera", agrega la carta.
Asimismo, recuerdan desde Bruselas al Gobierno español "que los gastos relativos a proyectos afectados por investigaciones de fraude no deberían ser certificados a la Comisión hasta la conclusión de las mismas".