Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas calcula que los titulares de preferentes sabrán sus pérdidas a finales de septiembre

El Gobierno de Rajoy prevé canjear las preferentes, pero a precios de mercado
La Comisión Europea calcula que "las cifras exactas" sobre eventuales pérdidas que tendrán que asumir los tenedores de participaciones preferentes en las entidades bancarias que requieran ayudas públicas para su reestructuración no se conocerán "hasta finales de septiembre u octubre", según han explicado fuentes europeas.
"Las cifras de pérdidas no se podrán decidir antes de que se conozcan los costes de la reestructuración y las necesidades de capital suplementario de cada entidad. Eso, entiendo no se sabrá hasta finales de septiembre u octubre", han explicado a Europa Press las mismas fuentes.
El Gobierno español se ha comprometido a "tomar pasos para minimizar el coste de los contribuyentes en la reestructuración bancaria", según el Memorando de Entendimiento que fija las condiciones negociadas a cambio del préstamo de hasta 100.000 millones de euros aprobado por el Eurogrupo el pasado 20 de julio para ayudar a recapitalizar a las entidades españolas que lo necesiten.
Los primeros en contribuir a los planes de reestructuración o liquidación ordenada de las entidades en el caso de que se constate que no serán viables en el tiempo serán los propios accionistas de las entidades y después tendrán que los tenedores de capital híbrido y de deuda subordinada de las entidades, incluidas las participaciones preferentes.
"Después de asignar las pérdidas a los accionistas, las autoridades españolas requerirán el reparto de la carga entre los tenedores de capital híbrido y de deuda subordinada en los bancos que reciban ayudas estatales, incluido implementando tanto de forma voluntaria Ejercicios de Responsabilidad Subordinada y, donde sea necesario, obligatoria" en alusión a la quita, según reza el Memorando de Entendimiento.
Sólo aquellas entidades que no requieran ayudas públicas no estarán sometidas a este "ejercicio de reparto de la carga obligatorio" impuesto a cambio del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros, según refleja el documento.
CANJE DE PREFERENTES, A PRECIOS DE MERCADO
El Gobierno de Mariano Rajoy canjeará participaciones preferentes o subordinadas de las entidades que han recibido ayudas o han sido intervenidas, pero los inversores tendrán que asumir una quita, ya que el canje se hará teniendo en cuenta el valor de mercado de estos productos según consta en el nuevo Real Decreto Ley sobre el sistema financiero al que ha tenido acceso Europa Press y que se aprobará esta semana o la que viene.
El nuevo texto, que supone la tercera gran reforma financiera del Ejecutivo de Rajoy, permite al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) liquidar entidades y abordar el problema de las preferentes.
En el canje, se aplicarán las primas o descuentos que resulten conformes con la normativa de la Unión Europea de Ayudas del Estado. Para realizar la operación y acreditar el valor de mercado, la entidad solicitará la elaboración de al menos un informe de un experto independiente.
La gestión de preferentes y subordinadas se podrá hacer a través de una reducción del valor nominal de la deuda (quita), la amortización anticipada a valor distinto del nominal o con ofertas de canje por instrumentos de capital de la entidad, ya sean acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital.
Además, se podrán realizar ofertas de recompra de los valores mediante abono directo en efectivo o condicionado a la suscripción de acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital de la entidad o a la reinversión del precio de recompra en algún otro producto bancario.