Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las CC.AA. no tendrán que devolver los 4.000 millones recibidos de más por la revisión del PIB en 2013

Las comunidades autónomas no tendrán que devolver los 4.000 millones de euros que recibieron de más en el año 2013 a través del sistema de financiación como consecuencia de la revisión a la baja del crecimiento del PIB ese ejercicio.
Así lo ha asegurado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, en declaraciones a los medios tras comparecer en el Congreso para informar sobre la ejecución presupuestaria del año pasado.
La responsable gubernamental ha recordado que el año pasado la previsión de crecimiento económico recogida inicialmente en los Presupuestos era del 0,5%, pero la revisión del cuadro macroeconómico modificó la proyección hasta el -1,3% del PIB.
Sin embargo, "el sistema de financiación está diseñado sobre las bases fijas de las entregas a cuenta definidas en los Presupuestos, así que cuando se modificó el cuadro macroeconómico esa entrega a cuenta no cambió".
De este modo, aunque el Estado dejó de ingresar 6.000 millones de euros como consecuencia de la coyuntura económica, las comunidades autónomas acabaron recibiendo 4.000 millones más de lo que les habría correspondido, si bien la liquidación no se realizará hasta 2015, momento en el que tendrían que realizar una liquidación negativa y devolver al Ejecutivo central esa sobrefinanciación.
Una posibilidad que, sin embargo, Fernández Currás ha descartado, argumentando que este sistema de financiación ha ido entrando en vigor "progresivamente" por lo que las administraciones han tenido que ir variando su sistema, desde las entregas a cuenta con el anterior sistema hasta presentar las liquidaciones con el nuevo método, que añade asimismo dos fondos exnovo --el de convergencia y el de competitividad-- que ni siquiera funcionan con entregas a cuenta sino mediante gastos.
"Pero la realidad es que el Presupuesto estaba diseñado con otro grado de crecimiento, que no hubo, y que la pérdida de recaudación de ingresos la ha soportado el Estado", ha zanjado.