Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO-A ve "complicado" que Díaz vaya a Madrid y "le vaya bien a futuro si no cambian las broncas internas en PSOE"

Es más partidario de un pacto entre el PSOE y Podemos que entre PSOE y PP a nivel nacional
El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, considera "complicado" que la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz pueda dar el salto a Madrid, toda vez que ve "complicado" que los resultados del PSOE mejoren "si no cambian las broncas internas; si eso no cambia, es complicado que le vaya a ir bien en el futuro".
En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Carbonero, que ha recordado que el sindicato ha criticado el pacto de presupuestos en Andalucía entre PSOE y Ciudadanos, donde "se les ha quitado a los andaluces 160 millones de euros", considera que el PSOE-A "va perdiendo cada una de las elecciones, y como no cambie su forma de hacer, terminará perdiendo las elecciones algún día y no tardará mucho".
Ha criticado que el Gobierno andaluz "no busca soluciones al empleo, y como siga así no tardará mucho en perder las elecciones", por lo que ha pedido que la Junta "deje su actitud de brazos caídos en los últimos tiempos".
Ha pedido que el Gobierno andaluz "tome decisiones que vayan en favor de la mayoría que lo ha votado" y considera que la Junta "tiene que dejar el ensimismamiento", pues la Junta "tiene experiencia y capacidad política reconocida en la gestión".
"Hay una gran tarea por hacer, pero no hay medidas de calado para generar empleo", ha aseverado Carbonero, quien teme que en las medidas del PSOE "hay mucho de tacticismo electoral y atienden poco a las necesidades de ciudadanos", como ha ocurrido, a su juicio, con el acuerdo firmado "a bombo y platillo" para los empleados públicos "y que la Junta es incapaz de cumplir; parece que el acuerdo lo hizo por propaganda electoral" y ha advertido de que si no lo cumplen "se encontrará con movilizaciones".
SITUACIÓN NACIONAL
Sobre la situación política nacional, Carbonero reconoce que la situación es "compleja" pero cree que "hay un problema, pues se ha criminalizado permanentemente la palabra acuerdo, pacto, consenso o concertación", de manera que "todo lo que sea poner de acuerdo a las organizaciones sobre políticas concretas ha sido criminalizado".
En ese sentido, considera que tras las últimas elecciones "llega la hora de la verdad para que en este país haya acuerdos y haya pactos", aunque apunta que "ahora una timidez tremenda sobre quién da el paso de acordar y pactar".
Carbonero en ese punto aboga por pactar con las opciones más de izquierda y progresistas, y considera que "un pacto de progreso de la izquierda es lo que se necesita, es lo que mayoritariamente votaron los ciudadanos, pero para eso hay que tener capacidad, atrevimiento y no resistirse a los cambios".
Así, ha insistido en que es más proclive a un pacto entre el PSOE y Podemos que entre PSOE y PP, ya que la primera opción "es muy más favorable a los intereses de los trabajadores y de las clases más desfavorecidas".
Tras indicar que la solución "no pasaría por que haya nuevas elecciones, aunque probablemente las haya, pues los resultados no variarán demasiado", considera que "los partidos deben cumplir los compromisos con los electores".
Carbonero reconoce que no es partidario del derecho a decidir en Cataluña ni de un referendum, pero cree que "el PSOE puede negociar con Podemos o otras opciones de izquierda", toda vez que "en Andalucía sí se puede pactar con Ciudadanos recortando del presupuesto 160 millones".
SITUACIÓN ECONÓMICA
Carbonero ha valorado los datos de desempleo, donde lamenta que "los número del paro es algo recurrente para hacer propaganda permanente" pero considera que "la realidad de Andalucía es que hay un tercio de personas que tienen empleo y no llegan en el cómputo anual al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), además gran parte de eventuales".
"La situación absolutamente precaria genera mucha preocupación, por lo que sorprende cuando los gobiernos salen diciendo lo magnífico que es y el empleo que se genera", ha añadido Carbonero, quien considera que "los gobiernos progresistas deben ser más respetuosos con lo que está sucediendo".
Carbonero, quien no niega que haya crecimiento económico, lamenta que éste "no recae en los trabajadores, ni en la sociedad ni en las personas, de forma que hay empresas que están obteniendo mayores beneficios y el PIB ha subido, pero el reparto de ese crecimiento no llega a la sociedad, y este es el gran problema que tiene en Andalucía".
Para el dirigente sindical "exista el pacto que exista, se deben cambiar las políticas laborales, y la reforma laboral debe entrar en cualquier acuerdo como uno de los elementos".
Pide además que ese futuro pacto a nivel nacional incorpore "un cambio en la disciplina la forma de hacer política", además de "un posicionamiento frente a Europa, cuyas políticas han traído los recortes y la austeridad".
Carbonero ha hecho una defensa del sistema público de pensiones de España, que es "uno de los mejores del mundo" y cree que ante el problema del "aumento del número de pensionistas y la menor cotización a la Seguridad Social", se deben "buscar soluciones volviendo al Pacto de Toledo y pactando y acordando la pervivencia del sistema".
CREDIBILIDAD DE LOS SINDICATOS
El dirigente sindical, quien apuesta por dar "estabilidad y normalidad" a la economía, también ha hecho una defensa de los sindicatos, de forma que tras el último proceso de elecciones sindicales "no se ha notado rechazo a los sindicatos", aunque exista "un vacío importante, pues en aquellos sitios donde no está el sindicato las condiciones son peores".
Lamenta que siga existiendo "la estrategia de la derecha de desprestigiar al movimiento sindical", y que "se está metiendo miedo a los trabajadores a la hora de defender sus derechos".
No obstante, ha insistido en que "el sindicalismo tiene plena vigencia mientras haya desigualdades", y ha recordado que actualmente "existe un abaratamiento del despido y mayor inseguridad a los trabajadores", lo cual "necesita de cambios importantes y nuevas políticas".
"No hay valentía para organizarse, los trabajadores tiene miedo, y ante todo eso, el movimiento obrero es la esperanza de muchos trabajadores", ha aseverado Carbonero.