Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. y UGT ven injustificado el ERE de Orange y Jazztel y acusan a la empresa de maquillar las cifras

Los sindicatos CC.OO. y UGT han mostrado su rechazo al ERE de 550 personas propuesto por Orange y Jazztel con motivo de su integración al considerar que no está justificado y han acusado a la empresa de empezar con "mal píe" el proceso de negociación al intentar maquillar las cifras reales.
"Sostener que sobran 550 personas entre ambas compañías, que equivale a la práctica totalidad de la plantilla de Jazztel, es simple y llanamente un disparate, que no tiene en cuenta el aumento de actividad que necesariamente traerá la fusión de empresas", remarca CC.OO.
La formación sindical señala a Europa Press que no es necesaria la destrucción de empleo cuando se está en un proceso de crecimiento, por lo que defiende que "todos y cada uno" de los trabajadores son "necesarios e imprescindibles" y lo seguirán siendo en la futura empresa fusionada.
Asimismo, el sindicato asegura que la empresa ha demostrado "mala fe" sin tan siquiera haber iniciado el proceso, ya que ésta no es forma de comenzar una negociación "seria" y le reclama que reconduzca el proceso. "En estos momentos para CC.OO. las afirmaciones de la dirección no tienen ninguna credibilidad", agrega.
A este respecto, remarca que, en línea con lo escrito en el Folleto de OPA presentando ante la CNMV, varios directivos han ido haciendo declaraciones "irresponsables" manifestando que la cifra de potencial ajuste laboral no excederá de 400 personas entre las dos plantillas".
CIFRAS INJUSTIFICADAS.
"Ahora, varios meses después, tras despidos, externalizaciones, traslados forzosos y sin apenas contrataciones aseguran que sobra más plantilla que al principio. Esto sólo puede entenderse como un intento rastrero por parte de la dirección de presentar en el futuro una rebaja del número de afectados como una muestra de su voluntad negociadora", subraya.
En esta línea, desde UGT recuerdan que desde septiembre de 2014 han salido más de 100 personas entre externalizaciones y despidos forzosos, cifra que asciende a 500 desde el ERE realizado en 2008. "Con este volumen de salidas se hace muy difícil que la empresa pueda justificar esta medida", subraya.
Además, remarcan que la cifra de puestos suprimidos coincide casi con la actual plantilla de Jazztel, lo que obligará a Orange a asumir el trabajo que actualmente realizan dos empresas. En su opinión, será "muy difícil" que Orange pueda competir en el "agresivo" mercado de las telecomunicaciones con una plantilla tan reducida.
Asimismo, UGT critica que Orange quiera justificar el ERE con el anuncio de contratación de 300 personas en dos plataformas que no forman parte de las empresas que se fusionan (Orange Espagne y Jazz Telecom) y que no están dentro del ERE.
UGT agrega que la definición de los centros afectados les hace pensar que ya están decididos los equipos e incluso las personas concretas que se verán afectadas, así como que el empleo creado será de menor calidad que el suprimido, dado que en su mayoría serán teleoperadores que están regidos por un convenio sectorial con peores condiciones.
De hecho, incide en que les extrañaba que Orange no hubiera ampliado su plantilla de atención al cliente el pasado año, ya que su intención era mejorar este servicio, pero con este anuncio cobra sentido este retraso, que se ha usado para "maquillar" la supresión de 550 puestos.
En este contexto, los sindicatos afirman que el mantenimiento del empleo en Orange y Jazztel es su "prioridad absoluta" y en la próxima semana iniciarán un calendario de asambleas, movilizaciones y concentraciones en defensa del empleo y contra el ERE.