Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO y UGT avisan que "se está incubando un conflicto social de proporciones"

El secretario general de CC.OO, Ignacio Fernández Toxo, ha avisado al próximo Gobierno que "se está incubando un conflicto social de proporciones" porque los ciudadanos no ven que la recuperación económica se esté trasladando a sus bolsillos.
Durante su participación en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Toxo ha explicado que este tipo de movimientos no se producen en las fases más agudas de la crisis, sino "en la salida, cuando la gente percibe que no les llegan los beneficios".
Por ello, ha recomendado al Gobierno que salga de las urnas el 26 de junio, en caso de que sea posible formarlo, que "es urgente y prioritario alinear la economía con las necesidades de la gente". "Para conseguirlo pretendemos que esté el sindicato", ha añadido.
Álvarez, que ha dado la razón a Toxo en sus manifestaciones, ha señalado también que "la desestabilización de las reglas laborales no se va mantener, porque los ciudadanos, con la misma fuerza democrática y mucha más, van a cambiarlas" tras el 26 de junio.
LOS SINDICATOS ESTARÁN DETRÁS DEL ESTALLIDO.
Preguntados por si los sindicatos preparan alguna movilización social contra el nuevo Gobierno, Toxo ha ahondado en que "aunque no quieran los sindicatos" habrá un "estallido social como el de 1988" si sigue incubándose una generalización de la pobreza y las desigualdades. No obstante, no ha mencionado la posiblidad de una huelga general como la de aquel año: "No estoy deseando echar a la gente a la calle porque igual no me siguen", ha reconocido.
"Estaremos allí. ¿Cómo? No lo sé. Deseo un Gobierno de cambio, no que cambie el Gobierno, que cambien las políticas, que se encare una nueva etapa, un giro social que alinee la economía con las necesidades sociales", ha añadido, para apostillar que "si no es así nos pondremos a la cabeza las de manifestaciones".