Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. defiende la búsqueda de un proyecto empresarial para la viabilidad de Unipost

La plantilla dice que la compañía les adeuda seis millones
CC.OO. ha asegurado que defenderá la búsqueda de un proyecto empresarial viable y el pago de la deuda a los trabajadores, que cifra en seis millones, después de que Unipost haya presentado concurso de acreedores en el Juzgado Mercantil 7 de Barcelona.
"CC.OO. hará lo posible, como representante en la junta de acreedores cuando se constituya, para que la empresa no entre en fase de liquidación, se planteen vías que permitan reformular un proyecto viable con posibles compradores y en el que se respeten los derechos de los 2.500 trabajadores y trabajadoras que componen la plantilla", ha afirmado en un comunicado este miércoles.
El sindicato ha acusado a la dirección de Unipost, propiedad de una rama de la familia Raventós y con sede en Barcelona, "de la máxima responsabilidad por hacer la empresa inviable, al centrarse en el monocultivo de la carta, y no ser capaz de encontrar alianzas para conseguir reflotar la empresa".
Además, ha lamentado haberse enterado de la presentación del concurso a través de la prensa y no en la reunión mantenida con los sindicatos el 10 de julio, "fecha en la que con toda seguridad la empresa ya tenía conocimiento de una iniciativa que ocultó a los representantes sindicales".
CC.OO. ha considerado que Unipost "echa balones fuera" sobre las causas que han originado la presentación del concurso, y ha sostenido que el equipo directivo se ha empeñado en mantener un modelo de negocio inviable, centrado en el monocultivo de la carta en un contexto de cambio del sector postal caracterizado por el descenso de correo tradicional y el incremento de los volúmenes de paquetería que, según ha reiterado, Unipost no ha querido ver ni aceptar.
Ha lamentado que en una comunicación de la dirección remitida a la plantilla, la compañía no hace mención a si continuará pagando a los trabajadores su nómina en los próximos meses, teniendo en cuenta que debe el 50% de la de junio.
En este sentido, CC.OO. ha añadido que Unipost acumula una deuda con los trabajadores de seis millones de euros por impago hasta la fecha de las pagas extras de diciembre de 2016, verano 2017 y el 60% de la de verano de 2016; retraso y fraccionamiento en las nóminas desde 2014 en dos partes y cuatro como viene produciéndose en los últimos meses, y cinco expedientes de regulación temporales desde 2011.
CONCURSO.
Unipost ha suspendido pagos con unas deudas de cerca de 50 millones de euros, tras acumular pérdidas de 23 millones entre 2011 y 2015 y reducir su patrimonio neto de los 13,2 millones a los 4 millones negativos en el mismo periodo.
En un comunicado, la empresa ha justificado la medida debido a que la aplicación del IVA en el mercado postal en España, una "discriminatoria" aplicación de los descuentos de acceso a la red postal pública y una particular interpretación del concepto de 'fehaciencia' en concursos públicos relevantes han llevado a la compañía a una situación financiera muy complicada.