Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. llama a participar en las elecciones para acabar con las políticas de austeridad

La Comisión Ejecutiva Confederal de CC.OO. reunida este lunes ha acordado llamar a la participación en las elecciones generales del próximo 26 de junio para acabar con las políticas de austeridad.
En un comunicado, considera que la ciudadanía tiene la oportunidad de volver a decir "que no a la agenda neoliberal que se sigue defendiendo desde las instituciones europeas y que la derecha quiere seguir aplicando aquí, decir no a la devaluación interior, esto es, al deterioro del Estado de bienestar y a la devaluación del trabajo".
En este sentido, señala que la política de "austeridad compulsiva" que la Troika "impuso en muchos de los países del sur de Europa, España incluida", supuso para España un recorte de más de 50.000 millones de euros en el gasto público que "ha deteriorado gravemente tanto las prestaciones como los servicios públicos".
En concreto, apunta que las prestaciones por desempleo, las ayudas a la dependencia, la política de vivienda, la sanidad o la educación han sufrido "duros recortes con las tijeras de la consolidación fiscal".
El segundo gran eje de esta agenda neoliberal, añade CC.OO., es la devaluación del trabajo, con dos reformas laborales que "han empeorado gravemente las condiciones laborales de la mayoría social, imponiendo la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, el desequilibrio en las relaciones laborales a favor de los empresarios, la precariedad, el desempleo y el aumento insoportable de la pobreza laboral".
"La economía ha empezado a salir de la recesión pero la sociedad sigue en crisis, porque a pesar de las tasas positivas de crecimiento España es hoy más pobre, más injusta, más desigual, con menor protección social, con más gente en riesgo de pobreza y exclusión social", añade.
De esta forma, defiende que salir de la crisis es "volver a tener los niveles de bienestar, de salario, de empleo, de protección, de calidad en la sanidad o la educación previos a la recesión", para lo que todavía "falta mucho".
Por ello, llama a la ciudadanía a dar continuidad a la movilización iniciada por los sindicatos "participando activamente en el proceso electoral", para pedir un modelo económico y social diferente y que el crecimiento sea "sólido e inclusivo, en beneficio de todos".
También que permita combatir la pobreza, la desigualdad y la exclusión con una renta mínima como la promovida por los sindicatos a través de la ILP presentada con el aval de 700.000 firmas, que lo haga "con empleo estable y con derechos en un marco equilibrado de relaciones laborales que parta de la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012", entre otros puntos.