Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. informa a partidos políticos del "daño que ha hecho a la marca España" la crisis de Isolux Corsán

La federación de construcción y servicios de CC.OO. ha trasladado a los partidos políticos "el daño que está provocando a la marca España" la situación por la que atraviesa Isolux Corsán, después de abandonar sus proyectos internacionales por entrar en concurso de acreedores.
Las principales organizaciones sindicales están llevando a cabo una ronda de reuniones con los grupos parlamentarios para abordar el problema por el que atraviesa la constructora.
En concreto, a lo largo de esta semana los representantes sindicales han propiciado estas reuniones con el fin de exponer "la crítica situación en la que se encuentra la empresa". Isolux Corsán se encuentra bajo un concurso voluntario de acreedores y sus trabajadores están "viendo peligrar sus puestos de trabajo".
La primera reunión tuvo lugar el pasado viernes 14 de julio con secretario de Empleo de la Ejecutiva del PSOE, Toni Ferrer. Posteriormente, se reunieron con el representante confederal de IU, Alberto Garzón, y con el diputado de Ciudadanos José cano Fuster y con el de Podemos Alberto Rodríguez.
Los comités de empresa están entregando a todos los grupos un informe de la situación de la compañía, "donde queda reflejada la trayectoria de la empresa a lo largo de los últimos años" y en los que se están dando a conocer "con más detalle" los hechos más relevantes que han provocado esta situación.
Entre otros temas, se han discutido las cifras que arrojan las cuentas auditadas y el hecho de que, tras realizar tres expedientes de regulación de empleo con sus respectivos planes de viabilidad la empresa, a día de hoy la empresa esté en concurso.
CC.OO. ha asegurado que los representantes sindicales de la compañía quieren preservar el máximo número de empleos, reclamar las deudas de las administraciones públicas con la compañía, y ver qué medidas se pueden aportar para continuar las obras y subrogar al personal, "controlando además la agilidad del concurso".
El consejo de administración de Isolux Corsán aprobó solicitar el concurso de acreedores para el grupo y seis de sus filiales, después de dos años tratando de superar sus dificultades financieras y, en último término, tras no lograr un inversor que entre en su capital y lo rescate.
Acto seguido, el presidente de la firma de construcción e ingeniería, Nemesio Fernández-Cuesta, y los seis miembros restantes de su consejo presentaron en bloque su dimisión con el fin de "facilitar la gestión de la nueva etapa".