Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. pide la recuperación de los salarios tras la "fuerte devaluación" sufrida con la crisis

CC.OO. cree que el crecimiento de la actividad económica tiene que servir para recuperar los salarios tras la "fuerte devaluación" interna sufrida por los trabajadores y a pesar de que la inflación cerró abril en el -1,1% en tasa interanual.
En un comunicado, el sindicato afirma que en esta salida de la recesión no se puede permitir que sigan aumentando los niveles de pobreza y desigualdad, por lo que urge a aumentar los salarios más bajos a través de una mejora sostenida del Salario Mínimo Interprofesional, que lo sitúe en 800 euros mensuales en 2016.
En cuanto a la evolución de los precios, indica que a la espera de ver el resultado de los recientes estímulos monetarios adicionales, hasta la fecha éstos han sido "insuficientes" para sacar a la eurozona de la "zona de peligro de deflación y de estancamiento secular" en los que se encuentra, así como para recortar de manera apreciable el volumen de paro.
"El crecimiento económico se está desacelerando muy ligeramente en 2016, mientras que ingresos y beneficios empresariales suben, debido a que las empresas no trasladan a precios toda la caída del precio del petróleo y las materias primas, al recorte de sus costes de financiación, la bajada del impuesto de sociedades, y la devaluación de los salarios provocada por la crisis y la reforma laboral", afirma.
Por último, apuesta por un sistema fiscal "justo" que provea financiación suficiente para promover políticas activas de empleo eficaces, para aumentar la protección social, en particular de las personas desempleadas y para implantar una Renta Mínima Garantizada, y que sirva para combatir la desigualdad y la pobreza, restablecer los derechos sociales y laborales eliminados o devaluados por los anteriores gobiernos y mejorar los servicios públicos, garantizando su universalización y calidad.