Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE calcula que el PIB aceleró su crecimiento hasta el 0,4% en el primer trimestre

Advierte de que la corrección del déficit público sigue siendo una "asignatura pendiente"
La economía española creció un 0,4% en el primer trimestre de este año en relación al último trimestre de 2013, confirmando así "su paulatina recuperación", según un informe del Servicio de Estudios del Departamento de Economía de CEOE.
De cumplirse esta previsión, el PIB aceleraría dos décimas su crecimiento intertrimestral respecto al último trimestre de 2013 (+0,2%) y encadenaría tres trimestres en positivo tras su salida de la recesión.
La patronal señala que esta aceleración en el crecimiento trimestral de la economía se debe al aumento de la confianza de las familias y empresas, junto con la mejora de la actividad de algunas ramas de servicios e industriales.
También lo atribuye al mayor vigor de la actividad en buena parte de los países avanzados y a la normalización de los mercados financieros internacionales.
Para el conjunto de 2014, la CEOE estima un crecimiento del PIB del 1,2%, en línea con lo previsto por el Banco de España, mientras que para 2015 calcula un avance de la economía española del 1,8%, por encima de la estimación realizada por la institución que gobierna Luis María Linde.
En cuanto a la inflación, las previsiones de CEOE apuntan a un IPC cercano al 0,4% este año, y en relación al mercado laboral, la organización empresarial piensa que se está consolidando el cambio de tendencia, como lo demuestra el crecimiento de las afiliaciones a la Seguridad Social en 83.984 personas el pasado mes de marzo.
En lo que respecta al déficit público, que cerró el año pasado en el 6,6% del PIB, CEOE considera que la disminución del mismo ha sido reducida, si bien reconoce que en términos estructurales el ajuste ha sido mayor. En todo caso, insiste en que la corrección del déficit público es una "asignatura pendiente".