Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE no quiere nuevos impuestos, pide "racionalizar" contratos y rebajar cotizaciones

Propone potenciar la contratación fija y a tiempo parcial, fórmulas "más flexibles" para contratar jóvenes y reformar negociación colectiva
La CEOE ha enviado hoy a los principales partidos políticos sus propuestas de cara a las elecciones generales del 26 de junio, y entre ellas reclama al nuevo Gobierno que "evite introducir" nuevos impuestos o recuperar algunos desaparecidos "que no tienen eficiencia ni interés general" y que sólo se justifican por su "impacto mediático".
De este modo, la patronal parece posicionarse en contra de introducir un nuevo impuesto para financiar las pensiones, tal y como ha planteado el PSOE y ha visto con buenos ojos Podemos.
En este documento remitido a los partidos, que lleva por título 'Propuestas empresariales ante las elecciones generales del 26 de junio de 2016', la organización que preside Juan Rosell aboga por que el nuevo Gobierno garantice la estabilidad política, intensifique el proceso de consolidación fiscal y continúe el proceso de reformas estructurales que han servido para que iniciar la recuperación.
Estas propuestas de la patronal actualizan y complementan las remitidas a los partidos políticos en octubre del 2015 y en ellas se incide en la necesidad de unas cuentas públicas saneadas. Para ello, además de reducir el déficit y la deuda pública, pide mejorar el grado de cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y avanzar en la reforma del sector público, así como establecer criterios de evaluación del gasto público.
Así, la CEOE ve necesario que las propuestas del nuevo Gobierno sean "coherentes" y contengan una cuantificación de costes y beneficios para no poner en peligro la sostenibilidad presupuestaria, y todo ello teniendo en cuenta que la desviación del déficit público en 2015 "puede tener consecuencias sobre la credibilidad de la economía española y capacidad para afrontar periodos de incertidumbre en los mercados internacionales".
Según los empresarios, es importante también conseguir una fiscalidad que contribuya al crecimiento, para lo que apuesta por reducir la presión fiscal, coordinar las políticas tributarias estatales, autonómicas y locales y combatir y erradicar las tasas de economía sumergida y los supuestos de fraude y evasión fiscal.
FÓRMULAS "FLEXIBLES" PARA CONTRATAR JÓVENES.
En materia laboral, la CEOE propone "racionalizar" el número de contratos y especialmente el régimen de bonificaciones; promocionar la contratación indefinida sin penalizar la contratación temporal "justificada"; impulsar la contratación a tiempo parcial, e intensificar la contratación de jóvenes "con fórmulas más flexibles", aunque sin precisar cuáles.
También demanda mejoras en las políticas de empleo y en los mecanismos de intermediación laboral e inceementar los instrumentos de flexibilidad interna a disposición de las empresas para facilitar su adaptación a las necesidades del mercado.
En su documento, la patronal reitera la necesidad de rebajar las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social para situarlas en valores similares a los de otros países y se muestra a favor de reformar la negociación colectiva para que sea "más ágil y eficaz".