Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE mantiene su previsión de crecimiento del PIB para 2016 en el 2,7% y lo sitúa en el 2,5% para 2017

CEOE mantiene sus estimaciones de crecimiento para la economía española en el 2,7% en 2016, tasa que, de acuerdo con sus cálculos, se moderá levemente, hasta el 2,5%, en en 2017, según el informe de "Previsiones de la economía española" del Servicio de Estudios de la patronal.
En dicho informe, la organización empresarial advierte de que debe tenerse en cuenta el contexto de "incertidumbre", mayor ahora que en otras ocasiones por "la falta de concreción de la política económica que podría llevar a cabo" el próximo Gobierno. Pese a todo, CEOE destaca que España crecerá más que la media de la eurozona, aunque reducirá su diferencial positivo en este periodo.
La CEOE explica que la moderación del crecimiento económico este año y el próximo se debe al menor impacto que tendrán los factores que han impulsado la actividad durante el último año, como los tipos de interés, el precio del petróleo, la depreciación del euro o la reforma fiscal.
A la desaparición paulatina de estos factores positivos se une la persistencia de circunstancias que reducen el potencial de crecimiento de la economía española, como la elevada tasa de paro o el alto nivel de endeudamiento. "Esta situación podría mejorar si el proceso de reformas se completa e intensifica de nuevo en próximos años", sostiene.
La patronal subraya que la composición del crecimiento prevista para 2016 y 2017 no cambia sustancialmente, pues la demanda interna seguirá siendo la principal impulsora de la actividad, mientras que la aportación del sector exterior será neutra o ligeramente negativa en ambos ejercicios.
Todos los componentes del PIB aportarán crecimiento en 2016 y 2017, aunque a un ritmo menor que en 2015 y los más dinámicos serán la inversión de bienes de equipo y las importaciones.
Todo ello influirá positivamente en el mercado laboral, aunque la creación de empleo será algo inferior. Así, en 2016 calcula que el número de ocupados aumentará en 450.000 personas en media anual en términos EPA, mientras que en 2017 se crearán casi 400.000 empleos. De esta forma, el número de parados irá reduciéndose paulatinamente y la tasa de desempleo descenderá por debajo del 18% en la segunda mitad de 2017, según CEOE.
LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT, DÍFICILES DE CONSEGUIR.
Por lo que se refiere a la inflación, la CEOE la sitúa en terreno negativo en 2016, aunque en 2017 anticipa un repunte de hasta el entorno del 1,5%. En estas estimaciones se contempla una subida gradual del precio del petróleo y que no se produzcan aumentos de impuestos.
Según la patronal, la economía española mantendrá el superávit de la cuenta corriente en 2016 y 2017, con tasas cercanas al 2% del PIB en 2016 y del 1,8% en 2017.
En cuanto a los objetivos de déficit público recogidos en el Programa de Estabilidad, la organización que preside Juan Rosell los ve "difíciles de conseguir". En su opinión, es factible que el déficit público se reduzca por debajo del 3% del PIB en 2017, "siempre y cuando se mantenga el compromiso de continuar con el proceso de consolidación fiscal".