Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CGT pide un ferrocarril "público, social, seguro y sostenible" durante la huelga de Renfe

La Confederación General del Trabajo (CGT) se ha concentrado en la estación de Atocha en el marco de la huelga de Renfe y Adif convocada por el sindicato este viernes, donde ha reivindicado "empleo digno" y un ferrocarril "público y social".
El secretario general del sector federal ferroviario de CGT, Antonio Cantarero, ha explicado en un comunicado que las movilizaciones responden a "los planes de desmantelamiento que se están llevando a cabo desde Fomento y desde las empresas, especialmente desde Renfe, Adif y Ferrovial".
La concentración ha tenido lugar durante la jornada de huelga convocada por CGT en el grupo Renfe para este 28 de julio y que a mediodía había sido secundada por 102 trabajadores (1,1% del total de empleados), según los datos de la compañía ferroviaria. La consecuencia ha sido la cancelación de total de 2.175 trenes --2.100 de Cercanías y Media Distancia y 75 de AVE y Larga Distancia--, lo que ha afectado a más de 20.000 pasajeros, estima Renfe.
Según CGT, las direcciones de Renfe y Adif "están dando el mismo trato a la plantilla que el Gobierno a la ciudadanía", ya que consideran que están "haciendo política de espaldas a la sociedad y guiados por los intereses de las constructoras y el Ibex". "El Gobierno mantiene cerradas líneas en territorios que tienen derecho a tenerlas abiertas mientras continúa derrochando dinero público en el AVE", han denunciado.
En esta línea, el sindicato apunta que en Renfe y Adif "se continúa maltratando a la plantilla". "El personal preparado y con derechos sigue mermando mientras aumentan las contratas de empleo precario, cuyo único objetivo es economizar a costa de establecer peores condiciones laborales", han lamentado.
Renfe solicitó al Ministerio de Fomento servicios mínimos durante la huelga, que se han cifrado en un máximo del 75% en los trenes de Cercanías del servicio habitual en horario punta y del 50% en el resto del día.
Por otro lado, circularán el 65% de los trenes de Media Distancia y el 77% de AVE-Larga Distancia. Para los trenes de mercancías, se ha establecido un porcentaje del 20% del servicio habitual.