Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC recomienda al Estado centrarse en objetivos de interés público para adjudicar servicios de limpieza

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha recomendado a la Administración General de Estado (AGE) que se centre en perseguir objetivos de interés público en la contratación de servicios de limpieza y deje en manos de las empresas licitadoras los intereses "estrictamente privados", como el ahorro de costes o la mayor facilidad organizativa.
En su informe sobre contratación centralizada de los servicios de limpieza integral de edificios ubicados en la Comunidad de Madrid, la CNMC indica que resulta "cuestionable" que el criterio mayoritariamente elegido para distribuir los lotes de la contratación sea un criterio geográfico, ya que sólo será aplicable a dependencias radicadas en Madrid e incluso con escasa distancia entre ellas.
Para la CNMC, sería preferible organizar los lotes atendiendo a otros criterios como el número de edificios afectados e, incluso, la superficie de los objetos de limpieza.
Del mismo modo, el organismo presidido por José María Marín Quemada propone replantear la limitación del número de lotes a adjudicar a una misma empresa, ya que con esta medida se evita que la empresa pueda presentar la oferta económicamente más ventajosa en casa uno de los lotes.
El organismo indica además que la condición que incluye un número mínimo de horas de limpieza para cada uno de los lotes o la restricción impuesta a la hora de sustituir al personal subrogado supone una "excesiva intromisión" en la libertad de la organización de cada operador económico y limitan la competencia efectiva que se pretende garantizar en el proceso
En cualquier caso, la CNMC ha indicado que comparte y valora "positivamente" las iniciativas dirigidas a lograr una mayor eficiencia en la utilización de los recursos públicos. "Una mayor eficiencia en el uso de recursos públicos dentro de los procesos de contratación presenta ciertos elementos coincidentes con el ámbito de la política de competencia", ha apuntado el organismo.