Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG pide a CNMC que vigile a los oligopolios que controlan los mercados de insumos agrarios

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha reclamado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que extreme la vigilancia sobre los oligopolios que controlan los mercados de insumos agrarios.
En este sentido, el estudio comparativo elaborado por el departamento de economía agraria de COAG refleja que la caída del precio del petróleo y del gas no está viéndose reflejada en las cotizaciones de fertilizantes y plásticos.
En concreto, el precio del gas ha descendido un 46% en el último año y medio y la urea apenas lo ha hecho un 14%, mientras que el nitrato amónico cálcico se ha abaratado un 5,5% y el Fosfato Diamónico (DAP) ha registrado un encarecimiento del 2,6%.
En el caso del petróleo ocurre lo mismo, el barril de Brent ha descendido un 61%, mientras que los precios de los plásticos se han mantenido estables e incluso han sufrido algún pequeño repunte.
No obstante, existe una mayor correlación entre la caída del petróleo y el gasóleo B, ya que en el último año y medio el carburante ha disminuido un 52%. A pesar de ello, el presidente de la CNMC, Jose María Marín Quemada, ha subrayado que el precio de los carburantes está bajando "a un ritmo más lento" de lo deseado.
Por ello, desde COAG solicitan que en la próxima legislatura se cree un 'Observatorio de Costes e Insumos' con el fin de dar seguimiento y transparencia al mercado y evitar costes injustificadamente altos para agricultores y ganaderos.
La volatilidad de precios y la espiral alcista de los costes de producción están dañando seriamente la rentabilidad de las explotaciones agrarias. Desde 2003, el sector acumula una caída de la renta del 16%, mientras que los costes de producción han experimentado una subida del 47%.