Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG rechaza la intención de Agricultura de aumentar en 6.000 hectáreas las nuevas plantaciones de viñedo

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha denunciado que la caída de precios y el aumento de costes ha obligado a los viticultores a vendimiar a pérdidas, por lo que se muestra contraria al aumento del 0,6%, cerca de 6.000 hectáreas, de nuevas plantaciones de viñedo que ha fijado Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
En concreto, la asociación agraria aboga por un mínimo incremento del 0,2% (1.900 hectáreas), orientado principalmente a los jóvenes agricultores profesionales, con el objetivo de incentivar el relevo generacional en el sector, según ha informado en un comunicado.
El Ministerio de Agricultura tiene que publicar de forma oficial antes del 1 de febrero la resolución sobre el porcentaje de autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo para este año.
"Hemos pedido al Ministerio máxima prudencia ante el nuevo sistema de autorizaciones de plantación de viñedo, ya que no conocemos la dinámica que mantendrá el sector ni el impacto de las nuevas autorizaciones. Además, lamentamos que los criterios marcados para establecer la prioridad en la concesión de nuevas autorizaciones penalicen a los viticultores profesionales, especialmente a los jóvenes", ha subrayado el responsable del sector vitivinícola de COAG, Joaquín Vizcaíno.
La normativa vigente da prioridad en la concesión de autorizaciones de plantación a menores de 40 años que no cuenten con viñedo a su nombre. Sin embargo, COAG considera que es "especialmente injusta" la situación que sufren los agricultores jóvenes, ya que si antes se les obligaba a contar con cierta cantidad de viñedo para recibir las ayudas de primera instalación, el nuevo sistema les penaliza a la hora de recibir nuevas autorizaciones si previamente tienen viñas a su nombre.
De esta forma, COAG defiende un "crecimiento ordenado y regulado" de la superficie de viñedo en España, como manera óptima de mantener un equilibrio entre oferta y demanda que garantice las rentas de los viticultores.