Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG acusa a operadores franceses y alemanes de "arruinar" al sector lácteo español

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha acusado a operadores de distribución de origen francés y alemán como Carrefour y Lidl y a fabricantes lácteos como Lactalis de "arruinar" el sector lácteo español, con "presuntas estrategias de venta a pérdida y hundimiento de los precios al ganadero".
Tras la reunión del secretario general de COAG, Miguel Blanco, con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, la organización agraria ha reclamado que se actúe "de inmediato" contra la venta por debajo de coste y prácticas comerciales abusivas como la utilización de la leche como 'producto reclamo' por parte de la distribución.
El Ministerio, según explica COAG, apuesta por un acuerdo voluntario de buenas prácticas comerciales entre productores, industriales y distribución para "poner en orden la actual posición de dominio de la gran distribución y mejorar las condiciones de precios al ganadero".
COAG ha denunciado ante Arias Cañete "la presunta estrategia de Carrefour, Lidl, Lactalis, etc. de mantener un precio razonable de la leche al productor y al consumidor en Francia y Alemania", al tiempo que "derivan los excedentes de producción láctea de estos países hacia el mercado español a precios por debajo de costes".
Ante esta situación, ha pedido que el Gobierno defienda "firmemente" la estructura productiva del sector lácteo español "como sector estratégico".
"Nuestro país no puede depender, para el consumo de un alimento básico como la leche, de la producción foránea y del dominio agresivo de la distribución de capital francés y alemán", ha advertido la organización agraria, antes de anunciar que estudiará un proceso de movilizaciones del sector para "desenmascarar las estrategias de mercado que están arruinando a los ganaderos".