Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Caixa cree que el riesgo de una recaída económica es "limitado", aunque las reformas no deben decaer

Cree que el PIB podría haber crecido un 0,2% en el último tramo de 2013
El Servicio de Estudios de La Caixa (La Caixa Research) cree que el riesgo de que la economía española sufra una nueva recaída es "limitado", puesto que las reformas adoptadas en los últimos años permiten recuperar la confianza en un crecimiento sostenible a largo plazo, a diferencia de lo ocurrido en el año 2011.
"Sin embargo, el esfuerzo reformador no debe decaer", señala La Caixa, tras recordar que la agenda de reformas acordadas con Bruselas exige adoptar nuevas medidas en el primer trimestre de este año y considerar que la lista se podría ampliar en el informe exhaustivo de la Comisión para el mes de abril.
Aunque la entidad reconoce que la doble recesión exige "cierta cautela" a la hora de valorar los factores que sustentan la recuperación, ve "limitado" el riesgo de caída y cree que esta percepción se ha visto reforzada por los "importantes avances" en la corrección de desequilibrios.
Así, la entidad recuerda que la economía se despidió de 2013 con datos que invitan al optimismo, mientras que los indicadores del cuarto trimestre confirman el crecimiento y sugieren cierta aceleración de la actividad. En concreto, estima que el PIB podría haber crecido un 0,2% en el último tramo del año, una décima más que entre julio y septiembre, aunque la cifra podría verse superada por el dinamismo de la demanda interna en los últimos meses.
Sin embargo, la entidad reconoce que parte de este repunte se debe a factores temporales, como la mejora de las perspectivas a corto y medio plazo, por lo que mantiene que el PIB crecerá un 0,8% en el conjunto del ejercicio, una tasa que no se alcanzaba desde 2008.
"Se trata por tanto de un escenario alentador", señala, tras asegurar que el año 2014 se perfila como el "año clave" para apuntalar los pilares que deben apoyar el crecimiento futuro de la economía española.
En concreto, La Caixa estima que el crecimiento de 2014 se apoyará, además del sector exterior, en una mejora paulatina de la demanda interna basada en la recuperación del consumo y la reactivación de la actividad industrial, con nuevos avances de la inversión.
Además, cree que la mejora de las expectativas que rodean al escenario laboral refuerza esta tendencia. "El cambio de tendencia del mercado laboral está cada vez más próximo y ayudará al aliento del consumo privado", señala, tras explicar que las expectativas de los consumidores sobre el mercado laboral han mejorado en los últimos meses, lo que podría haber dado a pie a decisiones de consumo que hasta ahora se habían pospuesto.
SE CREARÁ EMPLEO NETO
Según la entidad financiera, en 2014 se volverá a crear empleo neto, con un aumento del número de ocupados del 0,3% anual, algo que no ocurría desde el 2007. A su parecer, los datos disponibles del cuarto trimestre avanzan en consonancia con este escenario al mostrar cierta estabilización.
Aunque cree que la mejora laboral de los últimos meses debe analizarse con reserva porque se debe, en parte, al aumento del número de afiliados en los sectores de no mercado, recuerda que, de cara a 2014, el Gobierno ha aprobado nuevas medidas que deberían mejorar la flexibilidad del mercado.
DESVÍO DEL DÉFICIT ESTE AÑO
Pese a la mejora de la demanda interna, La Caixa estima que el sector exportador seguirá impulsando la economía en 2014, ya que cree que la disminución del avance de las exportaciones es pasajera y que volverán a remontar en los próximos meses.
En cuanto al déficit público, La Caixa admite que se puede producir una desviación en los objetivos fijados para este año, sobre todo en los objetivos del Estado, aunque cree que este desfase no pone en riesgo la consecución del objetivo de 2014. Además, considera que este escenario se ve respaldado, en parte, por la reducción de la prima de riesgo de los últimos meses.
EL CRÉDITO DEBERÍA MEJORAR
Por otro lado, la entidad cree que la recuperación gradual de la economía debería facilitar "poco a poco" un cambio de tendencia en el crédito, con un ritmo de contracción menor a medida que avanza el 2014. A su parecer, este cambio se verá también favorecido por la mejora de la financiación que está experimentando el sistema bancario español gracias al saneamiento de los últimos años.
En materia de precios, La Caixa descartan los riesgos de deflación y aventuran un IPC próximo al 1% en 2014. Dentro del sector inmobiliario, cree que los precios empiezan a dar señales de haber corregido gran parte del desequilibrio, aunque lo más probable es que siga bajando en 2014 a pesar de que puede haber avances puntuales.