Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caixabank cree que las medidas van "en el buen camino" y espera que se pueda entrar en "un bucle positivo"

BBK critica que no se computen las provisiones genéricas y Banco Popular reclama decisiones para el mantenimiento de la moneda única
El consejero delegado de Caixabank, Juan María Nin, cree que las medidas adoptadas en la Cumbre Europea de este miércoles van en el "buen camino" y espera que se pueda entrar en un "bucle positivo". Por su parte, el presidente de BBK, Mario Fernández, ha criticado que no se computen las provisiones genéricas a efecto de capital y el del Banco Popular, Ángel Ron, cree que faltan decisiones directamente relacionadas con el mantenimiento de la moneda única.
Los responsables de estas entidades ha realizado estas manifestaciones en el transcurso del congreso de la Confederación española de directivos y ejecutivos (CEDE), donde han participado en una mesa redonda titulada "El sistema financiero en un entorno globalizado", en la que también ha estado presente el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, José María Méndez.
En su intervención, Nin ha manifestado que estamos en un escenario de deterioro de los indicadores de confianza e inmersos en un "bucle infernal" en torno a una serie de factores como son el capital, la liquidez o el crédito. En relación al capital, ha señalado que siendo un bien "escaso" no se puede permitir el "lujo" de pasar un requerimiento mínimo del capital del 2 al 7,5 por ciento porque el ROE "se derrumba".
Asimismo, ha asegurado que si "falla" el instrumento de la deuda soberana "falla" la liquidez, donde lo principal es la "confianza". En este sentido, tras manifestar que "no se puede construir Europa sobre la base de la desconfianza", ha afirmado que, cuando todo esto ocurre, hay "menos crédito y es más caro".
Ello afecta, según Nin, principalmente a las pymes, los autónomos y la familias y conduce a una "progresiva dificultad" de creación de pymes y "por ende del crecimiento económico".
SALIDA
No obstante, Nin ha indicado que hay "salida" para abandonar este bucle. A su juicio, la solución pasa por recobrar la confianza y la sostenibilidad y por otros elementos como el liderazgo y la adopción de decisiones "potentes".
En este sentido, ha manifestado que la Cumbre Europea de este pasado miércoles "va por buen camino" y ha indicado que "dar el salto" de 400.000 millones a un billón en el fondo de rescate es "reconocer las cosas".
En este sentido, ha añadido que todas las decisiones de gobernanza "van en el bueno camino". En concreto, ha asegurado que la decisión sobre Grecia es "la correcta" y el tratamiento a la deuda es "bueno". "Por lo tanto, puede ser un buen fin de semana y podemos empezar a entrar en un bucle positivo", ha añadido.
Nin ha indicado que, detrás de "todo esto", hay un "ejercicio de costes" y, a su juicio, para lograr esa reducción de costes se deberá acometer una "segunda o una tercera reestructuración del sistema financiero".
BBK
Por su parte, el presidente de BBK, Mario Fernández, ha afirmado que el sector financiero tiene varios retos, unos propios y otros que se derivan de "problemas ajenos".
Entre estos últimos, ha citado la crisis de la deuda y ha asegurado que el problema de la deuda soberana ni la han creado las entidades financieras ni les corresponde a ellas solucionar esta cuestión. En este sentido, ha indicado que son los Estados los que han creado el problema y han sido "incompetentes" para buscar soluciones.
Además, se ha mostrado contrario a que no se computen las provisiones genéricas a efectos de capital y ha asegurado que es "absolutamente intolerable". En este sentido, ha ironizado sobre el hecho de que el argumento de fondo para que no computen sea que "en Alemania no hay".
En su intervención, tras criticar la falta de referencias "estables" en el sistema, ha indicado, en relación a los retos propios del sector, que, a corto plazo, uno de ellos será la gestión del crédito. En este sentido, ha señalado que existe una "dependencia tremenda" de la financiación externa y los mercados están "penalizando" la marca España. A su juicio, la solución no es un desapalancamiento que provoca una reducción del crédito, lo que afectaría al crecimiento.
A medio plazo, otro de los retos para algunas entidades será su alto volumen de activos improductivos. Por otra parte, como otro reto, ha señalado que, a partir del año que viene, tendrá que haber una nueva reestructuración del sector financiero español porque existe un "exceso de capacidad instalada". Por último, ha reiterado que es "inexplicable" que se penalice la cartera de participaciones industriales de las entidades.
Por su parte, el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, cree que en la Cumbre europea de este miércoles se ha llegado a "alguna solución", aunque ve algún "defecto" en la recapitalización.
En todo caso, cree que la solución a la actual coyuntura se va a tener que someter al "escrutinio de los mercados" y, en este sentido, ha expresado sus dudas respecto "a si los mercados estarán tan contentos como estaban hoy cuando empiecen a comprender cómo se financia ese fondo".
Ron ha señalado que en la Cumbre se han dado "pasos" y ha señalado que el reconocimiento de que Grecia no va a pagar o el aumento del fondo de rescate es de "lo más congruente que hemos tenido". No obstante, cree que no se ha dado el paso "que cabría dar" y que, a su juicio, es el de tomar decisiones que tengan que ver "directamente con el mantenimiento de un moneda única". "Esas soluciones, esa hoja de ruta todavía no está explicitada y hay una resistencia política a tomarlas", ha añadido.
El responsable del Banco Popular ha asegurado que, si no se hace el "bucle no parará". "Vamos a ver si la decisión de ayer arroja alguna luz y, si además, es suficientemente contundente, para que se perciba que realmente estamos poniendo las bases de una Europa más unida".
Por otra parte, ha destacado el "enorme" esfuerzo de reestructuración que ha hecho el sector financiero español y, tras asegurar que las entidades en España están "lo suficientemente capitalizadas", ha indicado que el sistema en España saldrá "robustecido".
En todo caso, ha asegurado que será necesaria una nueva fase de concentración y ha aludido a la operación del Banco Popular, que la próxima semana lanzará una OPA sobre el Banco Pastor.
Ron ha indicado que las nuevas exigencias de capitalización no van a afectar a esta operación, "siempre que la regulación contable no se altere de aquí al momento de instrumentalizar la OPA". Ron ha señalado que esta operación es "estratégica" para su entidad y "buena" para España.
Por último, Ron también ha aludido al reto "regulatorio" y ha señalado que hay una "falta de seguridad" y, por otra parte, ha defendido un cambio en el modelo de negocio, que sea "más cercano a la empresa".
MENDEZ
Por su parte, el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, José María Méndez, ha manifestado que el sector financiero español y mundial está en una "encrucijada histórica".
En su intervención, ha hecho un análisis de la nueva arquitectura de supervisión financiera y ha señalado que algunos de sus efectos es el traslado del centro de decisión regulatoria "de Madrid a Londres" y también ha hecho alusión al retraso en la implementación de la normativa.
El responsable de la Confederación Española de Cajas de Ahorro ha señalado que "una nueva vuelta de tuerca" es la exigencia de un ratio de capital de calidad del 9 por ciento que se planteó este miércoles. Ante estos nuevos requerimientos de capital, Méndez cree que se va a dar un "drenaje de liquidez" y se va a dar una "reducción del flujo de financiación a la economía real", especialmente en países como España.
A su juicio, una mayor capitalización por si misma "no evita nuevas crisis". "Es más sencillo supervisar simplemente exigiendo más capital", ha añadido.