Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caja España-Duero estudiará la posible revocación el acuerdo de prejubilación del exalcalde de León

Si es posible retrotraerlo desde el punto de vista legal, quedará sin validez
Caja España-Caja Duero estudiará la posibilidad de revocar el acuerdo de prejubilación del exalcalde de León y exvicepresidente de la caja, Francisco Fernández, por el que se establece una indemnización de 520.000 euros.
Este asunto ha sido acordado por unanimidad en el Consejo de Administración celebrado este jueves, que se ha prolongado durante casi cuatro horas, y del que Fernández ha salido cuando se trató el asunto de la indemnización.
En este contexto, UGT ha pedido transparencia a la dirección de la entidad, ya que a su juicio, se trata de un acuerdo "bilateral" que han adoptado los responsables de la caja "con un solo trabajador".
En este sentido, el consejero de la Caja y secretario de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto, ha señalado que el acuerdo de prejubilación de Fernández no está amparado por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y apuntó que hay más de 100 trabajadores en circunstancias similares que podrían pedir un trato igualitario.
Además de este asunto, UGT ha solicitado en el Consejo de Administración conocer "todas y cada una de las retribuciones" de cada directivo de la Caja; la cuantía a la que ascienden las dietas cobradas por los miembros del Consejo y de la Asamblea General; el importe del kilometraje y los detalles de los acuerdos de jubilación alcanzado con otros miembros de la Directiva.
UN NUEVO CONSEJO PARA INFORMAR
En este sentido, el presidente de Caja España-Caja Duero, Evaristo del Canto, se ha comprometido a convocar un Consejo de Administración que, según el sindicato, podría celebrarse este mismo mes para abordar todas estas cuestiones. "Exigimos que se nos informe de este tipo de decisiones", recalcó.
Por otra parte, señaló que la organización sindical no pretende "demonizar" a Francisco Fernández, aunque sí reiteró su demanda de que se apliquen las mismas condiciones a las personas que se encuentran en su misma situación "e incluso en una situación mejor".
"Tratamos de defender y no demonizar a la plantilla", enfatizó e insistió en que los trabajadores no tienen la culpa de que se den este tipo de situaciones.
"UNOS TENÍAN MÁS INTERÉS QUE OTROS"
Por su parte, José Antonio Turrado, consejero de Caja España-Caja Duero, se pronunció en la misma línea que el representante de UGT y explicó que se estudiará la posible revocación del acuerdo de prejubilación de Fernández desde el punto de vista legal y, si es posible retrotraerlo, quedará sin validez. "Creo que es el sentir de la mayoría de los consejeros", declaró y añadió que "por las caras que había" en el Consejo "unos tenían más interés que otros".
En el caso de que las aguas vuelvan a su curso, "aquí paz y en el cielo gloria", aunque Turrado abogó por esperar para saber finalmente lo que ocurre. No obstante, consideró que la decisión está en manos de quien adoptó el acuerdo, que no fue el Consejo. "Fue un acuerdo bilateral y no tuvo que ver nada con el acuerdo de la fusión", concluyó.
Isabel Carrasco también fue preguntada por este asunto a su salida del Consejo de Administración, aunque se decantó por no pronunciarse al respecto, ya que en su opinión, las declaraciones debería hacerlas la propia Caja.