Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campa rechaza que las cajas de ahorros estén descapitalizadas

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa. EFE/Archivotelecinco.es
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, dijo hoy que no cree que las cajas de ahorros estén descapitalizadas, aunque tendrán la posibilidad de captar capital de calidad gracias a la reforma de la normativa sobre estas entidades que aprobó el Gobierno el pasado 9 de julio.
Durante la clausura de una jornada organizada por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS), Campa salió al paso así de informes emitidos por bancos como Barclays, que ayer sostuvo que las cajas de ahorros españolas serán las entidades más perjudicadas por las pruebas de resistencia que se publicarán la próxima semana, ya que, según sus cálculos, tienen unas necesidades de capital de 36.200 millones de euros para cumplir los requisitos mínimos de solvencia.
De esta manera, se encontrarían en una situación peor que los bancos regionales alemanes y las entidades griegas, que necesitan capital por valor de 34.000 millones y 8.600 millones de euros, respectivamente.
El secretario de Estado de Economía insistió en que los test de resistencia de los bancos europeos y españoles generarán "confianza y credibilidad" en el sector financiero.
"Desde el Gobierno nos parece muy importante la comunicación de los test de resistencia porque, ante las dudas, hay que identificar si son reales o no y, en el caso de que exista un problema, hay que poner solución", argumentó Campa.
El secretario de Estado de Economía señaló que las pruebas de solvencia y la reforma de la ley de cajas de ahorros "garantizarán que una vez que se ejecuten los procesos de reestructuración, el sistema financiero pueda hacer su fundamental labor social: garantizar el crédito a la economía y no ser un cuello de botella para nuestro crecimiento futuro".
Campa también insistió en la idea de que "se da por terminado" el proceso inicial de reestructuración del sector financiero, que ha llevado a que la mayoría de las 45 cajas existentes en España estén inmersas en procesos de fusión o alianzas (dos de ellas, Cajasur y Caja Castilla La Mancha, tras ser intervenidas).