Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Canal de Panamá dice que el consorcio no realizó el segundo envío de compuertas en noviembre

En su informe trimestral, asegura que "actualmente se realizan esfuerzos para encontrar una solución dentro del contrato"
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha indicado que el segundo envío de compuertas para las nuevas esclusas que se construyen en el marco de la ampliación del Canal no llegó el pasado mes de noviembre tal como estaba programado.
Así lo apunta la ACP en su informe trimestral sobre el avance de los contratos del programa de ampliación del Canal correspondiente a los tres últimos meses de 2013.
Según la autoridad del Canal, el consorcio liderado por Sacyr que ejecuta las obras de ampliación "aún no ha dado una nueva fecha de llegada" para este segundo envío de compuertas.
El Canal de Panamá recibió el primer lote de compuertas para las obras de su ampliación en agosto de 2013. Entonces arribaron al país cuatro compuertas del total de 16 que se instalarán en las nuevas esclusas de la vía interoceánica.
La construcción de las compuertas, encomendada a la italiana Cimolai, constituye el principal subcontrato del proyecto de ampliación del Canal. Se trata de la construcción de puertas de 3.100 toneladas de peso cada una, dado que presentan una dimensión de 58 metros de longitud, diez de ancho y treinta metros de alto.
El proyecto contempla la instalación de ocho de estas puertas en las nuevas esclusas que se construyen en la costa Atlántica y de otras ocho en las del Pacífico.
Por contra, el informe indica que el pasado mes de diciembre concluyó la fabricación de las últimas 25 válvulas del total de 158 que se instalarán en las compuertas de las esclusas y que ha fabricado la coreana Hyundai Samho Heavy Industries. Además, todas las válvulas y sus componentes han sido ya recibidos en Panamá, "donde están siendo almacenadas hasta el momento en que las esclusas estén lo suficientemente terminadas para iniciar su instalación".
ESFUERZOS PARA LOGRAR SOLUCIÓN.
Respecto al contencioso abierto con el consorcio contratista de la ampliación sobre los problemas económicos que afronta la obra, la Autoridad del Canal asegura en su informe que "actualmente se realizan esfuerzos para encontar una solución dentro del marco del contrato que ambas partes encuentren aceptables".
La pasada semana la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio convinieron en darse de plazo hasta este sábado, 1 de febrero, para solventar los problemas de liquidez que afronta el proyecto y garantizar así la continuidad de la obra y su conclusión.
De esta forma, buscan evitar la posible paralización de los trabajos sobre la que el consorcio de contratistas advirtió el pasado 1 de enero en caso de que no se solventaran los problemas económicos del proyecto.
En este sentido, la Autoridad del Canal recuerda en su informe que "ha sido enfática en indicar que no va a negociar fuera del contrato".
Asimismo, ACP revela que "como resultado de las reclamaciones planteadas por las constructoras que integran Grupo Unidos por el Canal", la Autoridad ya mantuvo una reunión en noviembre de 2013 con Zúrich, la aseguradora del proyecto.
Además, asegura que desde comienzos del pasado mes de diciembre, el administrador del Canal, Jorge Quijano estuvo "brindando" información a los medios de comunicación sobre "la situación con el consorcio".
"En estas entrevistas, el administrador manifestó que las solicitudes de costes adicionales por parte del consorcio deben ser gestionadas por el proceso de reclamaciones que está claramente definido en el contrato" del proyecto de ampliación, según indica la ACO en su informe trimestral.
Respecto al aviso que los contratistas presentaron el 1 de enero de que pararían las obras en caso de no lograr una solución para los problemas económicos de los trabajos, la ACP recuerda que entonces ya indicó que "los argumentos del consorcio no constituían base legal para suspender los trabajos", y que "no cederá ante ninguna presión para negociar fuera de los términos del contrato".
La Autoridad concluye indicando que, "actualmente, se realizan esfuerzos para encontrar una solución dentro del marco contractual que ambas partes encuentren aceptable".
La española Sacyr y la italiana Salini Impregilo lideran el consorcio que en julio de 2009 se hizo con la construcción de un tercer juego de esclusas en el Canal de Panamá para duplicar la capacidad de tránsito de buques de la vía interoceánica.
La obra, una de las mayores de la ingeniería civil de la historia, y contratada por 2.300 millones de euros, está actualmente ejecutada en un 70% y su fecha de conclusión prevista para el primer semestre de 2015.