Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Candy Hoover cesa la producción de lavadoras de carga superior en Bergara por "pérdidas estructurales"

Implicará amortización de puestos de trabajo en la planta previa la realización de un procedimiento de despido colectivo
Candy Hoover Electrodomésticos S.A. va a dejar de producir lavadoras de carga superior en su fábrica de Bergara ante el plan de viabilidad planteado por el Grupo Candy, que implica el cese de esta producción en la planta guipuzcoana. La medida implicará la amortización de puestos de trabajo en la factoría bergaresa, previa a la realización de un procedimiento de despido colectivo.
Según ha informado la compañía en un comunicado, esta medida se plantea después de que "no hayan dado resultado los intentos de hacer rentable" la producción de la lavadora de carga superior en estas instalaciones de Bergara.
En esta línea, ha precisado que este escenario ha provocado una situación de pérdidas en los últimos años, tanto de Candy Hoover Electrodomésticos, S.A. como del Grupo Candy a nivel internacional, "que no han podido ser remediadas con las diversas medidas que se han venido implantando dado su carácter estructural".
De este modo, ha explicado que ello obliga a cesar en la producción de lavadoras de carga superior en Bergara, si bien el Grupo Candy ha decidido seguir fabricando lavadoras de carga superior en la planta industrial de China. Se trata de una fábrica que se inauguró en 2012 y que cuenta con "las últimas tecnologías", también para la fabricación del modelo de lavadoras que se producen en la planta guipuzcoana.
De esta forma, se pretende conseguir ajustar los costes con objeto de que puedan mantenerse las ventas de este producto en Europa. "Las empresas de la competencia ya han adoptado este tipo de medidas en años anteriores, fabricando lavadoras de carga superior en Asia y países del Este con el consiguiente efecto en la caída de los precios, con los que Candy no puede competir en la actualidad", ha señalado.
PUESTOS DE TRABAJO
La medida implicará la amortización de puestos de trabajo en Bergara previa la realización de un procedimiento de despido colectivo, así como el traslado del personal asignado a los servicios administrativo y comercial.
Candy ha insistido en que esta decisión está relacionada con "la deteriorada situación del mercado de este tipo de productos en Europa, que se ha reducido un 20 por ciento en los últimos cuatro años, mientras los costes han crecido en ese periodo de forma ininterrumpida", al tiempo que ha destacado que todo ello ha tenido "un impacto directo" en la planta de Bergara y las unidades producidas han descendido un 61 por ciento desde 2007 y se han vendido un 58 por ciento menos en ese periodo.
La dirección de la empresa ha iniciado este jueves conversaciones con los representantes de los trabajadores con el fin de determinar las condiciones "menos traumáticas posibles" que la empresa pueda ofrecer para la extinción de los contratos laborales.
El Grupo Candy cuenta actualmente con nueve plantas productivas, una en Italia, una en Francia, una en España (Bergara), dos en Turquía, dos en Rusia, una en la República Checa y una en China. En los últimos diez años, para "mantener su nivel de competitividad", se ha visto obligada a cerrar tres plantas productivas en Italia, cuatro en el Reino Unido y una en Portugal.