Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carbures acomete una gran reorganización interna tras registrar pérdidas operativas de 6,8 millones en 2015

El grupo Carbures ha anunciado una gran reorganización interna tras cerrar su cuenta de resultados de 2015 con unas pérdidas brutas de 6,8 millones, y pretende así redefinir sus áreas de negocio para afrontar una nueva etapa de crecimiento orgánico que le permita posicionarse en el mercado global de la fibra de carbono en la fabricación de piezas de avión, coche y estructuras de obra civil.
La compañía, que registró ventas de 66 millones de euros durante 2015, ha vendido cuatro filiales, ha integrado su actividad en otras nueve (tres españolas, una estadounidense y cinco mexicanas) y repartirá sus negocios en tres divisiones: 'Aerospace & Defense', cuyo nuevo mánager general será Javier Moreno y situada en España, 'Mobility', a cargo de Josef Neuhausler y ubicada en Munich (Alemania), y 'Civil Work' con Raúl García Hidalgo al frente en Ciudad de México.
De este modo, la compañía busca reducir los costes derivados de una última fase de crecimiento inorgánico. Durante este primer trimestre el nuevo equipo de Carbures ha optimizado los procesos industriales con el objetivo de mejorar sus resultados de 2016. La compañía se desprenderá además de actividades y sociedades dependientes como la formación, la gestoría y el diseño de programas de gestión empresarial.
Durante 2015 Carbures se vio gravemente afectada en el desarrollo de su plan de crecimiento, según informa la empresa mediante un comunicado, por el periodo de suspensión de cotización en el que estuvo inmersa entre octubre de 2014 y enero de 2015, y por "decisiones erróneas" en el resto de sectores 'core' del grupo tomadas durante 2015. Sin embargo, la compañía asegura que su área aeronáutica ya es rentable y este año prevee la fabricación de 39.322 piezas de avión.
Además, la compañía informa de que la Corte de Nueva York (EEUU) ha iniciado, tras una demanda de Carbures, una investigación sobre la especulación ilegal con acciones de la empresa prestadas al fondo turco Emerging Markest Intrinsic (EMI) que pudieron provocar su caída en el mercado bursátil.