Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castilla y León recaba información para detectar posibles infracciones en la campaña de vinos de Lidl

Funcionarios de la Junta de Castilla y León han recabado información para comprobar si ha existido algún tipo de infracción en el precio de venta al público de vino que se produce en la comunidad autónoma como consecuencia de la campaña comercial puesta en marcha por la cadena de supermercados Lidl y las diferencias manifestadas por algunas bodegas que se consideran afectadas por dicha campaña de "venta a pérdida".
La Ley de ordenación del comercio minorista prohíbe "realizar ventas al público con pérdida, fuera de los supuestos regulados en la propia normativa" y se entiende que "existe venta con pérdida cuando el precio aplicado a un producto sea inferior al de adquisición según factura", tal y como ha explicado el Gobierno regional en una nota remitida a Europa Press.
La actuación de la Junta responde al deber de la Administración de la Comunidad de velar por el respeto a la libre y leal competencia, además de que con el objetivo de preservar la imagen y el prestigio de los vinos de calidad de Castilla y León, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha abierto un expediente informativo para comprobar que no exista fraude en el etiquetado y en la trazabilidad de la calidad de los vinos incluidos en dicha promoción.
La cadena de supermercados Lidl puso en marcha el pasado 6 de octubre una campaña de promoción denominada 'Tierra de Vinos' con la edición de un folleto promocional que incluye 38 vinos de los que once son de Castilla y León, entre los que se incluyen cuatro de la D.O. Ribera de Duero, dos de la D.O. Rueda, dos de la D.O. Toro, y tres de la D.O. Bierzo, Cigales y la marca de calidad Vinos de la Tierra de Castilla y León, respectivamente.
La Junta ha iniciado de oficio la actuación inspectora ante la posibilidad de que se esté incurriendo en venta a pérdida por parte de Lidl y que ya se ha traducido en la presentación de la correspondiente denuncia por parte de una bodega de La Rioja y el anuncio público de Protos, en la Ribera del Duero, de rescindir la relación comercial con la mencionada cadena de supermercados ante los perjuicios que dicha política de precios está ocasionando a sus clientes y colaboradores.
Una vez que los órganos competentes tengan toda la información necesaria para comprobar la posible existencia de una infracción de vulneración de la competencia, o de los aspectos referentes al aseguramiento de la calidad de los vinos de la Comunidad, la Junta de Castilla y León procederá a realizar las acciones que correspondan según la ley.