Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña y Aragón consideran positivo que la CE no haya usado los fondos de crisis para paliar el veto ruso

El consejero de Agricultura aragonés, Modesto Lobón, y el consejero de Agricultura catalán, Josep María Pelegrí, han considerado positivo que la Comisión Europea no haya usado los fondos de crisis para paliar los problemas que pueda acarrear el veto ruso al sector agroalimentario.
En concreto, el consejero aragonés ha destacado que "se puede echar mano de los fondos de crisis si hiciera falta más". En esta línea, ha advertido de que los 125 millones destinados para toda la UE pueden resultar "cortos".
"Me ha dado la impresión de que el Ministerio tiene la intención de que una vez que se vea hasta donde llegan (los 125 millones) se pueda aumentar esa cantidad", en caso de que se viera "con cifras razonables" que es necesario, indicó Lobón.
Además, ha anunciado que "antes del Consejo de Ministros de la UE del día 5" va a haber "otra reunión de las comunidades", al celebrarse "un consultivo específico para hablar de esta cuestión".
Asimismo, ha resaltado que entre Aragón y Cataluña tienen "el 20% de la producción europea de melocotón y nectarina". Del mismo modo, ha indicado que comparte la preocupación de los sindicatos por la posible pérdida de empleo que puede producir el veto ruso.
Por su parte, Pelegrí, ha señalado que el hecho de que la UE pueda usar los fondos de reserva en caso de necesitar más dinero para solucionar el veto ruso es "una buena opción".
Así, ha indicado que, al no haber usado estos fondos, "si existe dentro de un tiempo una crisis dentro del sector", cabrá la opción de usar los 430 millones del fondo de reserva de crisis que prevé el reglamento.
Sin embargo, se ha mostrado contrario a que "existan desigualdades de reglamentos y de tratos diferentes en función de si es una fruta u otra o es un producto o es otro". De este modo, ha señalado que "existen avances" pero que "son insuficientes desde este punto de vista".