Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cemusa ofrece rebajar en 65 trabajadores, un 25%, el número de afectados por el ERE

Todas las medidas propuestas han sido rechazadas por los representantes de los trabajadores, según la empresa
Cemusa ha ofrecido a los representantes de los trabajadores rebajar en 65 personas, un 25%, el número de afectados por el Plan de Reestructuración mediante un "importante plan de recolocaciones" y ha ofrecido la adscripción voluntaria al procedimiento de despido colectivo, según ha informado la compañía en un comunicado.
A nivel económico, se amplían las indemnizaciones a 30 días por año trabajado, algo que la compañía considera "muy por encima del mínimo legal". También se ha mejorado el plan de recolocaciones externas, ampliando su duración hasta los nueve meses, un 50% más del mínimo legal.
"La empresa hace un esfuerzo social y económico muy importante", ya que "su objetivo ha sido desde el comienzo de las negociaciones mantener la actividad de Cemusa en el mercado español y salvaguardar el máximo de empleo posible, pese a la situación de quiebra técnica y disolución a la que se enfrentaba", ha señalado la compañía.
Según ha informado Cemusa, el plan afecta a todas sus áreas: corporativa, dirección, comercial y producción, siendo la dirección una de las más afectadas por la reestructuración. "Para que Cemusa recupere la senda de crecimiento necesita invertir en recursos, herramientas, concesiones publicitarias, etcétera, lo que requiere un esfuerzo adicional importante de su actual accionista JCDecaux", ha añadido.
Este plan no afectará "en ningún caso" al nivel de calidad, mantenimiento y obligaciones contractuales de la compañía, según ha indicado la empresa, que ha señalado la necesidad de llegar a una "rápida solución" para que "el impacto social sea el menor posible y las soluciones sean las mejores en esta situación".
No obstante, la compañía ha explicado que todas las medidas propuestas han sido rechazadas por los representantes de los trabajadores.