Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cepsa reduce un 52% su beneficio a marzo, hasta 106 millones, por márgenes de refino y precio del crudo

Pone en marcha un nuevo plan de ahorro y eficiencia que reduce en un 15% sus inversiones para 2016 y los costes fijos en un 7%
Cepsa registró un beneficio neto de 106 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una caída del 52% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior bajo las normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), informó la petrolera.
No obstante, eliminando los elementos no recurrentes y calculando la variación de inventarios a coste de reposición (CCS), el beneficio neto ajustado de la compañía en el periodo registró un descenso del 35%, también hasta los 106 millones de euros.
La petrolera señaló que la disminución de los márgenes de refino, excepcionalmente altos en 2015, y el mantenimiento de los bajos precios del petróleo han afectado a sus resultados del primer trimestre, especialmente a los negocios de Refino y de Exploración y Producción.
Asimismo, la compañía dirigida por Pedro Miró indicó que, ante la prolongación del entorno de precios que vive el sector, ha lanzado en el primer trimestre un nuevo programa de ahorro y eficiencia, estableciendo como una prioridad la reducción del plan de inversiones previsto para 2016 en un 15% y los costes fijos en un 7%, poniendo en marcha más de 150 acciones destinadas a incrementar la eficiencia y asegurar la generación de caja positiva en el año.
Así, en el periodo de enero a marzo las inversiones ascendieron a 114 millones de euros, destinadas, en su mayor parte, al mantenimiento de la seguridad en sus instalaciones, así como a la optimización de procesos.
PÉRDIDAS EN EXPLORACIÓN Y PRODUCCIÓN.
Por áreas, el negocio de Exploración y Producción, en un entorno marcado por los bajos precios del crudo, con un precio medio del Brent de 33,9 dólares el barril, un 37% inferior al primer trimestre de 2015, registró unas pérdidas de 23,4 millones de euros. La producción se situó en 93,2 millones de barriles día, con una reducción del 13% frente al mismo periodo del año pasado.
Por su parte, los márgenes de refino mostraron un buen comportamiento, aunque con niveles inferiores a los excepcionalmente altos de 2015, situando el indicador del margen de refino de Cepsa en 5,8 dólares por barril, frente a los 7,3 dólares del primer trimestre de 2015.
La petrolera destacó que la optimización de su cesta de crudos y los menores fletes compensaron "parcialmente" esta caída de márgenes que ha afectado principalmente a los destilados medios. Así, el resultado neto de Refino y Comercialización se situó en 104 millones de euros, con un descenso del 29% respecto al mismo periodo del año anterior.
Mientras, el área de Petroquímica registró un resultado neto de 25,8 millones de euros, con un incremento del 95% con respecto al mismo periodo del año anterior, debido, principalmente, a la línea de LAB y el inicio de una cierta recuperación en las ventas y márgenes de fenol, producto muy penalizado en 2015, por las condiciones del mercado.
En lo que respecta al área de Gas y Electricidad, obtuvo un resultado neto de 10,3 millones de euros, un 5% menos que en el primer trimestre de 2015.
NOVACIÓN DE UN CRÉDITO SINDICADO POR 1.500 MILLONES.
Asimismo, Cepsa formalizó en marzo la segunda novación del crédito sindicado firmado en 2014, por importe de 1.500 millones de euros, La negociación ha extendido el vencimiento medio mediante la conversión del tramo de préstamo en mayor importe de línea de crédito.
El resultado final ha quedado fijado en una línea de crédito renovable de 1.600 millones de dólares (unos 1.410 millones de euros) a cinco años, excepto un tramo de 199 millones de dólares (unos 175 millones de euros) a 4 años. En conjunto, la vida media de la operación pasó de 3,2 años en febrero 2016 a 4,8 años, tras su novación.