Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU propone revisar el mapa de puertos Schengen para impulsar los de mayor potencial coste-beneficio

El portavoz de Exteriores de CiU en el Congreso, Jordi Xuclá, defenderá el miércoles en la comisión parlamentaria del ramo una proposición no de ley con la que pide al Gobierno revisar el mapa de puertos Schengen para analizar cuál ha sido el coste-beneficio de cada uno de ellos y así poder potenciar los de mayor potencial de crecimiento, entre los que sitúa el de Palamós (Gerona) que, a su juicio, debería ser incluido en las fronteras exteriores del país.
En la iniciativa, el nacionalista catalán recuerda que España es uno de los países europeos con más puertos y aeropuertos Schengen, una condición que "incrementa el potencial de estas infraestructuras como dinamizadoras de la actividad turística, económica y comercial internacional".
Por eso, es "importante determinar" cuáles son las fronteras exteriores del país, sobre todo 23 años después de haber entrado en el espacio sin fronteras Schengen, lo que a juicio de Xuclá hace necesario "revisar los criterios de coste-eficacia del mapa actual" y plantearse por qué algunas infraestructuras están fuera del listado mientras otras siguen dentro.
"Sería oportuno hacer un balance de los beneficios y capacidades que ha representado para cada puerto la decisión de haber sido declarado puerto Schengen, sobre todo porque esta decisión puede tener importantes repercusiones en economías tan abiertas como la española, y la catalana en particular", añade.
CRECIMIENTO DEL 50%.
En este punto, el diputado catalán pone como ejemplo el caso del puerto de Palamós, que en el último lustro "y a pesar de la crisis" ha incrementado un 50% su volumen de mercancías embarcadas y desembarcadas y ha recibido entre 30.000 y 40.000 pasajeros cruceristas anualmente.
Por eso, reclama que "se hagan las gestiones necesarias para reconocer el puerto de Palamós como frontera exterior del espacio Schengen" y, en un ámbito más general, propone al Gobierno que en un plazo de tres meses presente un informe sobre el tráfico de personas y mercancías en las actuales fronteras exteriores de los puertos españoles a partir de cual realizar un plan de racionalización de las infraestructuras Schengen y un plan de impulso de aquellos puertos que, "aunque hoy en día no constituyan frontera Schengen, podrían potenciar más su actividad en el caso de pasar a serlo".