Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Codere presenta preconcurso de acreedores mientras negocia la financiación de la deuda

Codere ha presentado la comunicación prevista en el artículo 5 bis de la Ley Concursal ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid, con lo que queda en situación de preconcurso de acreedores y dispondrá a partir de ahora de un plazo de cuatro meses para alcanzar un acuerdo con sus acreedores sobre la refinanciación de la deuda.
La compañía asegura en un comunicado que la presentación de esta comunicación no supone alteración alguna en la actividad ordinaria, que se mantendrá con normalidad, ni afectará a sus órganos de administración, "que se mantienen con plenitud de facultades de representación, administración y gestión".
Codere recuerda que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 287 millones en 2012 y dice disponer de capacidad para atender todas las obligaciones derivadas del negocio. Sin embargo, cita varios "factores excepcionales" que en 2012 y 2013 ha provocado las actuales "tensiones de tesorería".
Entre ellos figuran el pago de 107 millones de euros por la renovación anticipada de las licencias de juego en la provincia de Buenos Aires, la introducción de la ley antitabaco en Argentina, el cierre de ocho salas de juego en México y las subidas de la carga impositiva sobre el sector en varios de los países donde opera.
"En esta situación, Codere se ha visto obligada a realizar esta comunicación debido al déficit de caja que mantiene y que, en caso de que no se llegue a un acuerdo con anterioridad, impedirá que el próximo 5 de enero de 2014 la compañía pueda repagar a los prestamistas senior la totalidad de SFA (Senior Credit Facility)", afirma. Estos SFA ascienden a 127,1 millones de euros.
La decisión de presentar el preconcurso se realiza "en previsión de este supuesto" y "para defender los intereses tanto de la propia compañía como de los accionistas, trabajadores y el resto de acreedores". Además, confía en que, en el plazo marcado por la ley, las partes alcanzarán un acuerdo de reestructuración.
A finales de diciembre, la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) rebajó el 'rating' de Codere en un escalón, hasta situación de 'default' selectivo, al considerar que la empresa no sería capaz de pagar los intereses de su emisión de bonos por 760 millones de euros.
Anteriormente, el 12 de diciembre, Codere había informado a la CNMV de que había acordado no dotar a Codere Finance Luxemburg con los fondos necesarios para pagar el 15 de diciembre los intereses de una emisión de bonos en euros.